BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
COYUNTURA
Signos de recuperación
El FMI estima que la respuesta al programa ha sido más positiva de lo que estimaba. La inflación de noviembre rondaría entre el 2,5%.
27 de noviembre de 2018
Los técnicos del Fondo Monetario Internacional que estuvieron durante ocho días en Buenos Aires admitieron que las primeras respuestas de la economía local al duro programa stand by firmado con la Argentina ha sido "mucho más positivo de lo que se había calculado en un primer momento".

Así lo expresó a parlamentario.com un importante funcionario del gabinete económico, quien resaltó que la buena impresión de los funcionarios del FMI fue dado por lo que consideran una óptima evolución en las metas fiscales y en una retracción de la economía más atenuada de lo calculado.

Es más, en estos últimos días hubo una singular suba del tipo de cambio y entre los tecnócratas del Fondo Monetario se consideró que ese movimiento es positivo para evitar un atraso cambiario, teniendo en cuenta la altísima inflación que padeció el país en los últimos cuatro meses.

De allí es que los funcionarios del organismo internacional estima que se empieza a ver de a poco un rango algo más previsible en algunas de las variables macroeconómicas del país.

Uno de los aspectos más concretos y que será motivo de algunas caras de cierta alegría, después de tantos dolores de cabeza en estos meses para el Gobierno, es la inflación de noviembre, la cual podría situarse no más allá del 2,5 por ciento.

En principio, el dato positivo de los últimos días fue que la inflación mayorista de octubre mostró una fuerte desaceleración, ya que la misma se ubicó en el 3%.

El punto central de discusión con el FMI pasa en este momento por la estimación con respecto al nivel de actividad económica en 2019, teniendo en cuenta que es un año electoral y la incertidumbre que existe, al menos en este momento, con respecto a las posibilidades de la actual gestión de conseguir la reelección.

Con este panorama, el Ministerio de Hacienda, de la mano de Nicolás Dujovne, preparó un informe donde se comenzarían a observar signos de recuperación de algunos sectores económicos a partir de la última parte de este verano.

“Nosotros creemos que en el primer trimestre de 2019 habrá algunos elementos positivos y en el segundo trimestre podríamos tener un nivel de actividad similar al de este año o incluso levemente positivo”, agregó otro funcionario del gabinete económico.

Para algunos funcionarios del equipo económico este año la economía finalizaría con un descenso del PBI del orden del dos, al dos y medio por ciento y en el próximo año habría promedio neutro o una leve suba no más allá del uno por ciento.

Esa visión más optimista se basa en que habrá un mejor balance fiscal, mayor estabilidad cambiaria que este año, una menor inflación y una leve recuperación el consumo hacia el segundo trimestre del año que promovería una recuperación de algunos sectores productores de bienes y servicios.