BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 17 de diciembre de 2018
EMPRESARIAS
Campo de Pruebas de Ford en Tatuí
Cumple sus primeros 40 años y está ubicado en el centro de Brasil. Fue el primer y más complejo centro de pruebas para el desarrollo de vehículos, pick-ups y camiones de Sudamérica.
27 de noviembre de 2018
El campo de pruebas de Ford ocupa un área de 4.66 millones de metros cuadrados, con 60 kilómetros de pistas pavimentadas y de tierra para poder simular diferentes condiciones de manejo. Entre ellos, pistas de alta y baja velocidad con diferentes tipos de pisos, incluyendo asfalto, piedra y arena, entre rampas con hasta 30 grados de inclinación. Cuenta también con laboratorios para medición de desempeño y consumo de combustible, emisiones, evaporación, enfriamiento, frenado, penetración de agua y polvo, corrosión en cabinas de niebla salina, nivel sonoro interno y externo, dinámica vehícular, suspensión y calibración y el funcionamiento de los motores. Dentro del campo de pruebas también se encuentra una oficina experimental para la construcción de prototipos.


Tecnología y Talento


En sus cuatro décadas de operación, el campo de pruebas de Ford en Tatuí ya realizó más de 230 millones de kilómetros en pruebas – el equivalente a 5.750 vueltas alrededor del mundo. En total, el complejo está equipado para realizar más de 440 tipos de pruebas en pistas y otras 400 en laboratorio, sometiendo a los vehículos a todo tipo de desafíos para garantizar el alto nivel de seguridad, confort y durabilidad, con un equipo de ingenieros y técnicos experimentados y altamente especializados.

Todas las pistas están dotadas de un rígido sistema de seguridad, que incluye señalización especial, controles de acceso y entrenamiento a todo el personal operacional y de apoyo, más allá de las cercas y pasajes subterráneos para animales silvestres. Cuenta con un equipo médico y unidades de bomberos que también realizan frecuentemente tratamientos de urgencia y rescate en la comunidad local, trabajando en conjunto con organismos públicos.


Dinanómetro y Simulador de Rodado


Uno de los equipamientos empleados para las pruebas de durabilidad de motores y transmisiones a nivel local es el dinamómetro de chasis de alta velocidad. Comandado por un robot totalmente automatizado, le permite alcanzar el 90% de la velocidad máxima del vehículo. El simulador de pistas conocido como “Four Poster” es usado para evaluar eventuales rangos en la estructura, suspensión y niveles de vibración del vehículo. Para evitar interferencias externas, esto se realiza con el vehículo estacionado, suspendido por cuatro pilares debajo de las ruedas para simular las vibraciones del piso. Este movimiento es realizado por actuadores hidráulicos, controlados por softwares capaces de reproducir más de 30 tipos de pistas de Brasil y del mundo. “El “Four Poster” permite, por ejemplo, verificar como la suspensión de un prototipo se comporta en calles de China o Europa sin precisar llevar el vehículo hasta allá, reproduciendo las mismas condiciones del piso seleccionado”, explicó Chebrat.


Tecnología silenciosa y emisiones


En el laboratorio acústico, equipamientos sofisticados son utilizados para identificar y cancelar todas las potenciales fuentes de ruido y garantizar el silencio absoluto dentro de la cabina – un factor importante en la percepción de calidad del cliente. Uno de ellos es el “Noise Vision”, una técnología única en el mundo y patentada por Ford, que permite visualizar las fuentes de ruido del vehículo. El VisiSonics es otro equipamiento que cuenta con múltiples micrófonos y cámaras para generar un mapa de 360 grados capaz de superponer sonidos e imágenes. En el laboratorio de emisiones, certificado por Inmetro, son realizadas estas pruebas para determinar el nivel de contaminación, desarrollo y calibración de motores, homologaciones de vehículos, control de calidad de la producción y seguimiento de la durabilidad de componentes. El mismo dispone de modernos dinamómetros y sistemas que analizan los gases para pruebas de motores en nafta, flex (combinación de Etanol y nafta) y/o diesel, según las normas brasileras y europeas.


Conservación del ambiente


El campo de pruebas de Ford también sirve de refugio para una gran variedad de especies de flora y fauna local. En relación a la granja que ocupaba la locación anteriormente, su área de vegetación hoy es mucho mayor que la original. La misma cubre 3.6 millones de metros cuadrados, el 78% del área total – y el equivalente a 340 campos de fútbol funcionando como un pulmón para la ciudad. Más de 8.000 plantaciones de árboles nativos fueron plantados desde 2003 y está certificado por la norma de gestión ambiental ISO 14001.