BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 17 de diciembre de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
César Torres: “Las PASO son un gasto innecesario”
El diputado provincial bonaerense es uno de los que desde el oficialismo piensan que las internas deben ser suspendidas “por única vez”, dadas las circunstancias y el “gasto innecesario” que implican. Sobre Cristina, respondió: “La Argentina no mira para atrás”.
30 de noviembre de 2018
Por José Di Mauro

El presidente de la Comisión de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires, César Torres, ponderó la manera como desarrollaron la emergencia en infraestructura, al tiempo que anticipó que en el próximo año podría haber una nueva ley para ese sector.

Por otra parte, en diálogo con parlamentario.com, Torres se pronunció a favor de la suspensión de la realización de las PASO el próximo año y dio sus motivos.

- Al impulsar la emergencia en infraestructura en territorio bonaerense, usted dijo que se estaba sacando la burocracia de las obras que necesitan los bonaerenses. ¿Ese objetivo se cumplió realmente?

- La verdad que en primera instancia me parece que está a la vista: más de 1200 obras empezadas y terminadas en la provincia de Buenos Aires son garantía de que por ahí había una dinámica bastante burocrática y que trababa en forma permanente. De hecho, si nos siguiéramos rigiendo por la vieja Ley de Obra Pública, hoy un proceso de licitación estaría en el orden de los 13 meses, con lo cual las obras no se estarían ejecutando con la velocidad actual. Lo que no quiere decir que no tengamos que tener los controles pertinentes, el control ciudadano que es el que ve que las cosas sucedan y vayan pasando… Este es el proceso que estamos llevando adelante con la emergencia en infraestructura, pero estamos trabajando sobre un borrador bastante importante que calculo que el año que viene vamos a estar presentando en la Cámara de Diputados para tener una nueva Ley de Obras Públicas.

- Había grandes expectativas con las obras que se iban a realizar en la provincia, y que se estuvieron haciendo los últimos dos años, hasta que llegó la crisis, que obligó a barajar y dar de nuevo. ¿Cómo sigue ahora el tema infraestructura?

- Nosotros vamos a continuar con las obras. Estamos con un presupuesto proyectado en la provincia de Buenos Aires de 929 mil millones de pesos, pero acá lo importante, más allá de lo simbólico de la cifra, es que “obra que se inició, obra que se va a terminar”. Invertir en caminos, en espacios públicos, en cloacas, en agua potable, en plantas potabilizadoras, en plantas de tratamiento, son las que le cambian la vida a la gente, y la gobernadora tiene un enorme compromiso con esa situación. Vinimos a trabajar y a mostrar que se pueden hacer las cosas bien y ordenadamente, y hay un proceso que se inició en el 2016, que recién va a terminar en el 2019, cuando los vecinos tengan que definir si seguimos en el gobierno, o tenemos que dar un paso al costado. Este año las obras van a continuar, y hay una planificación que se hizo, que mostró el ministro de Infraestructura días pasados ante la Bicameral de Presupuesto y la de Infraestructura de la provincia.



- Había una promesa oficial de la gobernadora y la Nación en materia de cloacas y agua corriente en la provincia, respecto de que toda el área urbana iba a estar cubierta al final del mandato. ¿Esta crisis altera esos planes?

- La provincia tiene que recibir los fondos de coparticipación y después tiene un compromiso, el famoso fondo histórico que tenía la provincia y que durante muchos años no se le había dado. Fue parte de la negociación que el Ejecutivo provincial tuvo con el Ejecutivo nacional. No obstante, nosotros estamos trabajando con fondos propios, y también pensando en lo que puede llegar a incorporarse con fondos extraordinarios o nacionales. Pero la verdad es que el acuerdo que nosotros tenemos es trabajar sobre los 51 mil millones que predatada tiene la obra pública de la provincia de Buenos Aires.

- ¿El tema de las PPP, que se manejaba como una alternativa viable para enfrentar esta crisis, fracasó, está trabado, está avanzando?



- La ley está, pero nosotros no tenemos ninguna obra hecha por PPP. Sí creo que es una interesante forma de gestionar y llevar obras a la provincia de Buenos Aires. Hay que evaluarla bien, ponerle los controles del Estado y los controles al privado. Me parece que se puede llevar adelante, ha funcionado en algunos países, en otros no ha funcionado tan bien, pero sería importante trabajar en la provincia de Buenos Aires en algún sentido con eso. Uno puede llegar a ser el tema rutas y caminos.

- ¿La gente identifica cuál es la obra que hace la Nación, o la provincia, o se la atribuye toda a los intendentes?

- La verdad que para nosotros lo importante es que las cosas pasen; después, quién se adueña de la obra… yo creo que la gente no es zonza. Creo que el vecino sabe… Si un intendente ni siquiera le garantiza el barrido, la limpieza, la iluminación, y después dice “esta obra la hicimos nosotros”, es poco creíble. Hay intendentes que dicen que hicieron un montón de obras y tienen una recuperación del 20% de ABL, con lo cual vos decís: una obra de 600 millones, mil y pico de millones, no la podrían estar haciendo si tuviera esta recaudación. O mienten en la recaudación, o mienten en la obra pública que hizo. Pero acá lo que es fundamental es saber adónde va la obra, y la obra va a los vecinos. La verdad que si después el cartel se lo queda el intendente, o se lo queda la provincia, o se lo queda la Nación, pierde importancia… Lo que tiene importancia para nosotros es que esa inversión social, esa inversión en obra pública, tiene un resultado positivo.

- ¿Está de acuerdo con un eventual desdoblamiento de las elecciones?

- Nosotros hoy no estamos pensando en un desdoblamiento; nosotros, con algunos diputados y hablando con algunos intendentes, hemos planteado la posibilidad de suspender por única vez las PASO. Creemos que es un gasto innecesario para la provincia de Buenos Aires, en realidad es un gasto innecesario para el país en general. Porque estar gastando 6.000 millones de pesos para definir solamente el 2% de los candidatos, no nos parece racional en esta época donde se le pide mucho esfuerzo al vecino. Entonces los dirigentes políticos, los que tenemos una responsabilidad, ocupando un cargo en el Poder Legislativo, o el Ejecutivo, tenemos que tener un gesto. Y me parece que un gesto, para que no siempre sea el vecino el que pone plata de su bolsillo, es bajar las PASO.

- Las encuestas que manejan…

- A propósito de encuestas, el 73% de los bonaerenses y el 75% de los porteños no quieren PASO. Es una encuesta que no hice yo, sino Gustavo Córdoba… La gente hoy no está pensando en las PASO, ni las cree necesarias.

- Igualmente falta mucho para las elecciones, pero circulan encuestas que dan bien a Cristina Fernández de Kirchner, que sigue siendo fuerte en el distrito bonaerense. ¿Cómo cree que le va a ir a Cambiemos en las próximas elecciones?



- La verdad que sí, falta bastante para las elecciones, y nos va a ir bien si hacemos bien las cosas. Si no hacemos bien las cosas, la gente va a cambiar de partido político, de dirigentes, o de representación. Lo que sí sé es que la Argentina no mira para atrás. La Argentina mira para adelante, y es muy difícil que quienes dejaron una deuda social que creo es la más importante de la historia argentina, particularmente en el caso de la provincia de Buenos Aires, hoy estén alto en las encuestas, no dice que vayan a tener un resultado positivo en agosto en octubre del año que viene. Pero me parece que lo importante es ver cómo nosotros hacemos para que millones de habitantes que tiene esta provincia vivan un poco mejor. El resto son títulos… Nosotros necesitamos que la gente esté más segura, que pueda tener trabajo, tenemos que recuperar el rol con las pymes. Nosotros tenemos que dar todavía muchas respuestas desde el Ejecutivo y el Legislativo para que la provincia de Buenos Aires esté tan pujante como merece estar. Después que Cristina haga lo que quiera hacer, la verdad que no me meto en discusiones de otro partido político.

- Como hombre del fútbol -porque usted tiene un pasado futbolero-, ¿cómo vivió los hechos que rodearon el fallido superclásico?

- Yo creo que lo que pasó el fin de semana, además de triste es un reflejo de lo que pasa en esta Argentina dividida. Lamentablemente tenemos los problemas que tenemos porque no nos sentamos en la mesa que hay que sentarse, a definir qué país queremos. Porque esto que pasó, hoy pasó en el fútbol, pero sucede en otros ámbitos… Todo es blanco o negro últimamente en la Argentina. Las famosas grietas, me parece que están en todos los ámbitos. La gente está muy susceptible, me parece que hay que escuchar ese mensaje y que quienes tienen responsabilidad, en este caso en el área deportiva, tienen que sentarse la dirigencia con el Estado y terminar de una vez por todas con las complicidades. Particularmente vi acá que hay un funcionario que renunció, que es el ministro de Justicia de la ciudad de Buenos Aires; todavía no encontré un solo dirigente que haya renunciado porque aparecieron entradas truchas... Entonces, digo, hay que terminar de una vez y para siempre con todos los flagelos que tiene no solamente este tipo de situaciones, sino en general. Me parece que la mejor opción es ir a trabajar a los clubes con los chicos de barrio y preparar esa generación, que es la que viene. Decirle a los chicos que está bien que hagan deporte, pero también está bueno que vayan a la escuela, y que hagan los esfuerzos pertinentes para tener buenas notas, ahí tenemos que ponernos muy serios y ojalá tengamos una dirigencia a la altura de las circunstancias.