BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 17 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Por falta de acuerdo, se posterga el debate sobre financiamiento de los partidos
El proyecto fue incluido en el temario de la convocatoria a extraordinarias, pero las diferencias con la oposición y entre los mismos bloques del oficialismo harían naufragar el proyecto.
3 de diciembre de 2018
A pesar de la premura del Gobierno por contar con una ley de financiamiento de los partidos antes de fin de año, el interbloque Cambiemos todavía está lejos de ofrendarle ese trofeo. Las diferencias con otros espacios de la oposición y dentro del propio oficialismo obligaron a postergar el debate en la Cámara de Diputados, al menos por esta semana.

El proyecto de ley para bancarizar los aportes y habilitar a las personas jurídicas a donar a las campañas fue incluido en el temario de sesiones extraordinarias, que se oficializó este lunes en el Boletín Oficial. Sin embargo, ninguna de las dos sesiones que Cambiemos piensa convocar para esta semana incluye esa iniciativa.

La principal traba se halla en la posición de la Coalición Cívica: el bloque pidió más tiempo para discutir el tema en profundidad y su líder, Elisa Carrió, no está convencida de permitir a las empresas que aporten a las campañas, si bien está en discusión el tope a fijar para esos aportes.

En este contexto, en el oficialismo creen que no sería saludable volver a tensar la convivencia interna tras el conflicto por el Consejo de la Magistratura, y el proyecto del Poder Ejecutivo no se tratará esta semana porque, según confiaron fuentes parlamentarias, “no están los votos”. Las negociaciones continuarán y podría haber un último intento de sesionar con este tema la semana que viene.

El proyecto oficial, que se encuentra en Diputados desde el mes de julio, elimina la posibilidad de hacer donaciones en efectivo: los aportes sólo podrán realizarse mediante transferencias bancarias, cheques, tarjetas de crédito o débito. Por otra parte, se admiten aportes de empresas -hoy prohibidos-, aunque con un tope del 2% sobre el total de los gastos permitidos para un partido.