BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 17 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Diputados tratará la designación de Nicolás Caputo como cónsul honorario
Es uno de los puntos fijados para ser tratados este jueves en la sesión extraordinaria de la Cámara baja. La vez anterior en que intentaron tratar el tema, el kirchnerismo dejó sin quórum el recinto.
6 de diciembre de 2018
A priori, no se presentan temas controvertidos para la sesión de Diputados prevista para este jueves, la segunda del período extraordinario convocado por el presidente de la Nación. Amén de que finalmente se acuerde tratar el proyecto sobre barrabravas, que sí amerita controversias y puede habilitar un encendido debate.

Pero en la docena de temas previstos para abordar en esta sesión figura uno que sí puede desencadenar tempestades. En el punto 9 del temario figura la autorización para desempeñar el cargo de cónsules y vicecónsules honorarios propuestos por gobiernos extranjeros. Y en esa lista -y he ahí la controversia en ciernes- aparece el nombre del empresario Nicolás Caputo, el “hermano de la vida” del presidente Mauricio Macri.

Se trata de un tema que viene de vieja data y no ha logrado aprobar Cambiemos, ya que lo intentó oportunamente en la sesión del 4 y 5 de julio pasado, pero en esa oportunidad el nombre del empresario generó tal controversia que se cayó la sesión.

Fue una sesión muy larga, de casi 15 horas, y ya bien sobre el final, al filo de las 3 de la madrugada, luego de que se hubiera aprobado de manera unánime el proyecto de regularización dominial, el proyecto para autorizar cónsules y vicecónsules honorarios generó la polémica al intervenir el diputado mendocino Guillermo Carmona.

“En dos minutos no alcanzamos a hablar del escándalo que es este proyecto”, anticipó en esa oportunidad el mendocino, que apuntó que en ese listado figuraba entre los 32 nombres propuestos por distintos países el de Nicolás Caputo. El diputado kirchnerista aclaró que no tenían objeciones con los otros 31 propuestos, pero sí por Caputo, nominado como cónsul honorario de Singapur.

Teniendo en cuenta que solo se resistían a votar el nombre de Caputo, el mendocino reclamó la vuelta del tema a comisiones, para pedir que se subsanara la cuestión y tuviera un tratamiento distinto, o en caso contrario votarían en contra al total de la lista.

Y en cuanto a sus objeciones, aclaró que las mismas no eran personales hacia Caputo, sino al carácter que se le estaba otorgando de cónsul honorario. Citó la Convención de Viena de 1967, que establece los privilegios e inmunidades que tienen los cónsules, y destacó en ese sentido que entre esas inmunidades y privilegios se les otorgan concesiones que consideró “un privilegio judicial”, y otras cuestiones que consideró “irrazonables que sean otorgadas al hermano de la vida del presidente”.

Pero además estimó que se pone al Estado de Singapur en “una situación de privilegio”, tras lo cual comenzó a leer una nota de la revista Noticias referida a la familia Caputo. Mientras eso hacía, comenzaron a levantarse diputados de la bancada kirchnerista. Así, mientras la sesión se quedaba sin quórum, Carmona estallaba calificando el tema como “invotable”, o “un escándalo”, y hablaba de “privilegios” y “tráfico de influencias”.

En su visita del 30 de octubre pasado a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, el canciller Jorge Faurie fue consultado puntualmente sobre el mismo tema, y en esa oportunidad el ministro rechazó las críticas, argumentando que el cargo de cónsul honorario no representaba ningún “privilegio” para la persona propuesta y descartando entonces que pudiera haber un tráfico de influencias o alguna otra irregularidad.

Lo cierto es que el tema vuelve este jueves al recinto y seguramente generará un agitado debate.