BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 17 de diciembre de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
La Ciudad actualizó la asistencia económica a sobrevivientes de Cromañon
De esta manera, los familiares de víctimas fatales recibirán subsidios de 11 mil pesos mensuales, mientras que los sobrevivientes percibirán seis mil por el término de tres años. Además se garantiza el servicio de cobertura médica y provisión de medicamentos para todos ellos.
6 de diciembre de 2018
A 14 años de la tragedia que acabo con la vida de 194 muertos durante un recital de Callejeros, la Legislatura porteña aprobó por unanimidad la actualización de la normativa que permitirá que familiares de víctimas fatales y sobrevivientes de Cromañón perciban por el termino de tres años un subsidio mensual que oscilará entre seis mil y 11 mil pesos.

Gracias a la iniciativa impulsada por el legislador de Vamos Juntos Claudio Romero, los familiares hasta el primer grado por consanguinidad recibirán una asistencia económica de 11 mil pesos; mientras que los sobrevivientes recibirán seis mil pesos. Esta asistencia se actualizará anualmente conforme al Índice de Precios al Consumidor que elabora la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad.

Por otra parte, la medida garantiza a los beneficiarios el acceso a asistencia médica, a los tratamientos médicos y a la medicación que estos requieran; en especial la atención en salud mental, los controles neumonólogicos, los tratamientos de oncología, entre otros. Además, el control, seguimiento y revisión de todas las prestaciones de salud, estará a cargo del Programa de Salud Integral para Damnificados de la tragedia de Cromañon, perteneciente a la Subsecretaría de Atención Hospitalaria, del Ministerio de Salud porteño.

También establece la incorporación de los familiares y sobrevivientes a los proyectos productivos relacionados con la economía social de los Programas de “Formación e Inclusión para el Trabajo” y en el “Programa Municipal de Microempresas”, ambos dependientes del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano.

En los fundamentos de la medida, Romero explicó que “esta tragedia resultó un punto de inflexión en materia de seguridad y de habilitaciones en nuestra Ciudad: conmocionó a todo el país, puso a los porteños en alerta, y, a quienes tomamos las decisiones, nos hizo reflexionar y reforzar las áreas del Estado ocupadas de fiscalizar los predios de recreación de la Ciudad”.

“Lamentablemente, el costo fue muy alto: murieron ese mismo día ciento noventa y cuatro personas, la gran mayoría jóvenes de entre dieciséis y treinta años que habían ido a disfrutar de un show musical. Además, a lo largo de estos catorce años transcurridos, más de quince sobrevivientes han fallecido debido a las secuelas, tanto físicas como emocionales, que aquella noche dejó en sus vidas y en las de sus familiares, quienes también han padecido y padecen hoy en día enfermedades de estrés pos-traumático”, sentenció.