BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 25 de marzo de 2019
COYUNTURA
Perspectiva negativa
El financiamiento a las provincias se podría restringir el año próximo por las elecciones, el ajuste fiscal y la recesión el panorama fiscal del próximo año a nivel nacional y provincial no será nada fácil de cumplir en función de las metas establecidas y acordadas con el FMI.
18 de diciembre de 2018
El objetivo de lograr equilibrio fiscal nacional y superávit en las provincias para el próximo año implica un desafío sumamente difícil de cumplir, teniendo en cuenta que 2019 hay elecciones presidenciales y las necesidades que deberán cubrir los respectivos estados.

Una luz de advertencia fue la que formuló la calificadora extranjera Moody’s, la cual advirtió que debido a las elecciones, la recesión y el ajuste fiscal, el financiamiento para las provincias en 2019 será otro de los grandes desafíos.

Moody´s califica de negativa la perspectiva para que las provincias puedan tomar deuda en el próximo año.

“Se espera que en 2018 y 2019 la economía nacional experimente una recesión tras la adopción de políticas fiscales y monetarias contractivas y de múltiples shock económicos tales como la crisis monetaria”, expresa textualmente la calificadora internacional.

No obstante, otras entidades de estudios económicos son algo más optimistas. Tal es el caso de la Fundación Mediterránea, por medio de su Instituto de Estudios Sobre la Realidad Económica Argentina y Latinoamericana (Ieral).

“Las cuentas públicas de las provincias argentinas registraron este año una importante mejora y de 21 estados con déficit fiscal en 2017, se pasó a sólo cuatro con desequilibrio”, sostiene el informe del Ieral.

“Los gobiernos provinciales mejoraron sus finanzas en 2018 y resultan fiscalmente más aliviados que el Gobierno nacional”, concluye el trabajo de la Fundación Mediterránea.

Igualmente diversos especialistas advirtieron que el panorama fiscal del próximo año a nivel nacional y provincial no será nada fácil de cumplir en función de las metas establecidas y acordadas con el FMI.

Desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) sostienen que si bien este año el balance del sector público provincial finalizará con un superávit acotado de 0,4% del PBI aproximadamente, el panorama para 2019 es incierto.

Los especialistas del Iaraf consideran que no será nada fácil adaptar las metas del acuerdo fiscal, reforma tributaria y las necesidades comprometidas en el convenio con el FMI.

Paralelamente, desde la consultora Orlando Ferreres señalaron que para 2019 es factible que las provincias terminen con un leve déficit debido al año electoral, mientras que a nivel nacional anticipan un duro escenario, pero que se podría cumplir con el objetivo de equilibrio presupuestario.

Según la consultora, ese déficit en las cuentas públicas provinciales respondería a las necesidades de mayor inversión en infraestructura que encararán las gobernaciones de cara a los comicios de 2019.