BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 16 de enero de 2019
INFORMES
Con el aborto en el centro de la escena, así fue el año legislativo 2018
Parlamentario repasa mes a mes la actividad que tuvo el Congreso. A pesar de la baja cantidad de sesiones, se dieron jugosos debates. La histórica discusión por la interrupción voluntaria del embarazo, la unidad de la oposición en la ley “anti-tarifazos” y la aprobación del Presupuesto 2019, entre los principales temas.
7 de enero de 2019
Por Melisa Jofré

ENERO
El año comenzó con las noticias sobre la detección de 200 “ñoquis” en la Cámara de Diputados, y más de 700 irregularidades en el personal, gracias a la implementación del control de presentismo. Tras las repercusiones, desde el Senado aunciaron que también aplicarían a lo largo del año un sistema biométrico.

La polémica del verano llegó con la publicación en el Boletín Oficial del mega DNU 27/2018, de desburocratización y simplificación del Estado, a través del cual el Gobierno modificaba 140 leyes y derogaba unas 19 normas vigentes. La medida despertó una ola de críticas de la oposición y desde el Frente Renovador se presentó una acción declarativa de inconstitucionalidad del decreto. Hacia fin de mes, Cambiemos se aseguraba la mayoría de miembros en la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, encargada del análisis del DNU.

FEBRERO

El oficialismo se alzó con el dictamen de mayoría declarando la validez del decreto 27/2018, pero ante el fuerte rechazo de la oposición, el presidente de la Bicameral de Trámite Legislativo, el senador radical Luis Naidenoff, anunciaba que se presentarían tres proyectos de ley para reemplazar la medida presidencial. El 20 de ese mes, las iniciativas fueron presentadas en la Cámara baja, con las firmas de los jefes del bloque Pro, Nicolás Masot; de la UCR, Mario Negri; y de Juan Manuel López en nombre de la Coalición Cívica.



Otra de las controversias que indirectamente rebotó en el Congreso fue la noticia del diario español El País, sobre la existencia de una cuenta no declarada por 1,2 millones de dólares en un banco de Andorra que supuestamente poseía el exsubsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan. El diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade se encargó de denunciarlo penalmente ante la justicia, mientras que, desde el propio seno de Cambiemos, legisladores de la UCR y la Coalición Cívica pidieron el paso a un costado del funcionario. Algo que finalmente se concretó el 19 de febrero.

Con un “tuitazo” y un “pañuelazo”, militantes de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito exigieron que el Congreso debata el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. En esa convocatoria realizada en la Plaza de los Dos Congresos, el 19 de febrero, ya se mostraron las legisladoras de distintos bloques a favor de la iniciativa. Cuatro días después se conocería que, desde Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri había dado “libertad de acción” a sus legisladores para que lleven a cabo la discusión. “Creo que puede ser una votación reñida en la Cámara de Diputados y supongo que en el Senado debería haber una mayoría contraria a la legalización de todo tipo de aborto”, declaró a fin de mes el senador Federico Pinedo, pronosticando lo que finalmente terminó ocurriendo.



MARZO

El presidente Mauricio Macri abrió un nuevo año parlamentario con un discurso signado por su visto bueno al debate sobre la despenalización y legalización del aborto. Aunque se manifestó “a favor de la vida”, el mandatario abogó por escuchar “todas las voces y que se tomen en cuenta todas las posturas”. Por otra parte, ante la Asamblea Legislativa, Macri defendió el “gradualismo” y destacó que “lo peor ya pasó y ahora vienen los años en los que vamos a crecer”. Confirmó que dividirían el proyecto de reforma laboral y reclamó por la ley de extinción de dominio.



En la tercera semana de marzo, el Senado devolvió a Diputados con modificaciones el proyecto de Financiamiento Productivo. En tanto, en la primera sesión en Diputados, Cambiemos logró la media sanción de los tres proyectos de desburocratización del Estado, con acompañamiento de Argentina Federal. El kirchnerismo y el massismo, junto a otros bloques de la oposición, habían logrado sin éxito tratar primero la derogación del decreto. La reunión en la Cámara baja terminó en escándalo cuando el oficialismo dejó sin quórum el recinto a la hora de tratarse el dictamen de la Bicameral de Trámite Legislativo.

En un salón colmado de militantes, y con la participación de diputados, se presentó el 6 de marzo el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, respaldado por 71 firmas. Luego de ese primer paso llegaron los proyectos que proponían realizar una consulta popular, y también aquellos que pedían por los derechos del niño por nacer. El 18 de marzo, Macri garantizó que iba a respetar la decisión del Congreso sobre el aborto. Tres días después se definió la metodología de trabajo del debate en comisiones y se estableció que cada diputado podía convocar a cuatro expositores.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brindó su primer informe ante Diputados, donde defendió la política económica del Gobierno y al por entonces exministro de Finanzas, Luis Caputo, salpicado por sus vínculos con el circuito de sociedades offshore. Por pedido del interbloque Argentina Federal, el ministro coordinador aceptó que Caputo asista al Parlamento para brindar explicaciones.

ABRIL

El exministro de Finanzas, Luis Caputo, se presentó ante la Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Externa, donde afirmó que tener sociedades offshore “no es delito” y dijo tener “todo bien declarado”. Muy cuestionado también por el nivel de endeudamiento del gobierno, el funcionario se retiró en un verdadero escándalo, desatado luego de haberle mandado un mensaje a la diputada kirchnerista Gabriela Cerruti a través de un “papelito”, con la inscripción: “Mis hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala” y una carita feliz.



Un día histórico se vivió el 10 de ese mes, cuando inició el debate formal por la legalización del aborto en las comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Salud; y Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. Serían varias jornadas extensas, que contaron con la participación de abogados, médicos, especialistas, figuras públicas y representantes de ONG's, entre otros.

Otra polémica que envolvió a la Cámara de Diputados fue el tema de los viajes de los legisladores que, tras varias reuniones con jefes de distintos bloques, el presidente del Cuerpo Emilio Monzó resolvió: se eliminó el canje de pasajes por dinero y se estableció un nuevo mecanismo con un plus de movilidad.

Con una interpelación de varias horas, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, asistió a la Bicameral de Desaparición y Búsqueda del ARA San Juan. El funcionario fue extensamente cuestionado por los familiares de los 44 tripulantes del submarino y enfatizó: “Si vengo a colaborar con la investigación es para esclarecer los hechos, no para ocultarlos”.

El mes estaría marcado en sus últimos días por el tema de las tarifas. El 18 de abril, Argentina Federal y el massismo presentaron su proyecto sobre “precios razonables”, con la intención de poner un freno a los incrementos en los servicios públicos y establecer que los aumentos no debían ser mayores al valor de los salarios. Ese mismo día, la oposición no pudo reunir quórum (faltó un diputado) para debatir el tema. El día 24 se avanzó con el dictamen, apoyado por el kirchnerismo, y el 25 se realizó una extensa sesión donde se debatieron una a una las iniciativas sobre tablas, con el bloqueo de Cambiemos. En esa misma jornada, pero en el Senado, Marcos Peña criticaba que “la demagogia tiene un límite” y “el Parlamento no es el lugar donde se fija la política tarifaria”.

La Cámara alta aprobó el 18 de ese mes la Ley de Defensa de la Competencia -con cambios-, y convirtió en ley por unanimidad el régimen de Compre Argentino. La semana siguiente fue ley el nuevo régimen de subrogancias en los tribunales inferiores del Poder Judicial nacional, y se dio media sanción a la reforma del Código Procesal Penal.

En abril se envió al Congreso el pedido de desafuero de la diputada radical Aída Ayala, acusada por los delitos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, entre otros.

MAYO

Aída Ayala se defendió ante la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados, asegurando que era “falso de toda falsedad” lo denunciado en la causa por la cual se la procesó. Días después, el oficialismo resolvió posponer una reunión para dictaminar sobre su desafuero, a la espera de otra resolución judicial.

En plenarios exprés, Cambiemos logró dictaminar en el Senado los tres proyectos que reproducían el mega decreto de desburocratización del Estado. En las primeras horas del día 31, sin debate, la Cámara alta sancionó las leyes.

Otro mes marcado por las tarifas. Aunque en la Comisión de Presupuesto de Diputados el oficialismo consiguió rechazar el proyecto, la oposición cantó victoria el 9 de mayo en el recinto, aprobando el texto con 133 votos afirmativos, 94 negativos y tres abstenciones. Una semana después, en el Senado, Miguel Pichetto le daba una semana más al oficialismo para realizar una “propuesta superadora, razonable y gradual”. El 22 de mayo, la oposición se alzó con su dictamen, y el 28 de ese mes Macri le pidió a los senadores del PJ que “no” se dejen “conducir por las locuras de Cristina Kirchner”. Finalmente, el 31, tras un debate de 12 horas, la Cámara alta sancionó el proyecto con 37 votos afirmativos contra 30 negativos.





En mayo, la Cámara baja convirtió en ley la reforma del Mercado de Capitales (Financiamiento Productivo) y la nueva norma sobre Defensa de la Competencia.

Aplaudido de pie, el exministro (hoy secretario) de Salud, Adolfo Rubinstein, expuso en la última audiencia pública sobre interrupción voluntaria del embarazo y enfatizó que “el aborto es un problema que tenemos que abordar y que ustedes tienen que decidir”. A favor de que se apruebe el proyecto, el funcionario habló por media hora, aportó cifras oficiales y aseguró que los países que no han legislado en esta problemática, vieron un aumento en la cantidad de abortos inseguros.



JUNIO

El 1ro. del mes, el Gobierno oficializó el veto a la ley de emergencia tarifaria. Por otro lado, en cuanto a la situación judicial de Aída Ayala, el oficialismo se alzó con el dictamen de mayoría rechazando el desafuero. En el Senado, Cambiemos y la oposición acordaban postergar la votación del desafuero de Cristina Kirchner.

Camino al recinto, en los días previos de la sesión por el aborto, muchos diputados “indecisos” fueron revelando sus votos, achicando la brecha entre el apoyo a la ley y el rechazo. El 12 de junio, el proyecto consensuado de IVE consiguió dictamen de mayoría en comisiones. La sesión histórica se inició el miércoles 13 a las 11.23 y duró alrededor de 23 horas, terminando el jueves por la mañana. En una noche marcada por el cambio de tendencia minuto a minuto, el vuelco por el sí de tres diputados, cuando amanecía, fue clave para torcer el destino de la votación: se logró la media sanción con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención. Macri felicitó a los diputados por el “debate histórico, propio de la democracia”.



Fue el turno del Senado, donde el 21 de junio Gabriela Michetti decidía girar a cuatro comisiones el proyecto, despertando las críticas de los defensores de la ley. Días después, todos los bloques acordaron por unanimidad acotar el giro y dejar sin intervención a la Comisión de Presupuesto.

Otro de los temas que marcó el inicio del invierno fue el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. La oposición en Diputados reclamó en una sesión en minoría que el Gobierno permita al Congreso discutir las condiciones del préstamo con el organismo internacional. Hacia fin de mes, Marcos Peña defendió en el Senado el acuerdo y lo calificó como “innovador”.



JULIO

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se presentó en el Congreso para defender el la decisión de recurrir al FMI. Ante la Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Exterior, el funcionario llamó “inédito” al acuerdo con el FMI y dijo que “es un reconocimiento alesfuerzo”.

El 4 de julio tuvo media sanción en la Cámara alta el proyecto de ley de comunicaciones convergentes. En tanto, Diputados sancionó por unanimidad un conjunto de leyes de relevancia social: la “Ley Justina”, sobre donación de órganos; la “Ley Brisa”, para hijos de víctimas de femicidio; y la Ley de Regularización Dominial de villas.

El 10 de ese mes comenzaron las audiencias públicas de las Comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado, por donde desfilaron menos expositores que en Diputados, pero algunos repetidos, para dar su visión sobre el proyecto de aborto. Las jornadas continuaron incluso en el receso invernal. El 24 fue el turno de Rubinstein, quien afirmó que con esta norma se reduciría la mortalidad de mujeres y el sistema de salud gastaría $3.400 millones menos por año. Dos días después, los senadores impulsores de la ley intensificaron las negociaciones para aceptar modificaciones en el proyecto y poder sumar más votos de los indecisos. Los cambios a la iniciativa surgieron del texto propio que los senadores de Córdoba Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez y Carlos Caserio habían presentado.

Inés Weinberg de Roca, la candidata del presidente para el cargo de procuradora general, pasó la audiencia pública en la Comisión de Acuerdos del Senado sin mayores sobresaltos. La jurista enfatizó la sobredimensión en el Ministerio Público Fiscal, se defendió de las impugnaciones y habló de la necesidad de trabajar de modo federal. Su pliego no fue dictaminado en todo el año.

AGOSTO

El mes comenzó con el estallido de la causa de los “cuadernos de las coimas” y un llamado a indagatoria de la expresidenta y senadora Cristina Kirchner. Ese mismo día, Peña asistió a la Cámara baja para brindar un nuevo informe, en el que negó que haya “una crisis estructural” e insistió en defender la política económica del Gobierno.

En comisiones, los senadores a favor del aborto legal no llegaron a reunir las firmas reglamentarias para alzarse con un dictamen de mayoría, mientras que los legisladores en contra suscribieron un despacho de minoría. Con una tendencia en contra, que se volvió irreversible con el anuncio del tucumano José Alperovich de su voto negativo, el proyecto de IVE se llevó al recinto el 8 de agosto en otra jornada histórica, que al igual que en junio congregó a miles de personas en las afueras del Parlamento. Pasadas las 2 de la madrugada, la ley resultó rechazada con 38 votos en contra, 31 positivos y dos abstenciones.




Luego de la extensa sesión por el aborto, Cambiemos llamó a una sesión especial que no reunió quórum, para tratar la autorización de allanamientos a propiedades de Cristina Kirchner, ordenados por el juez federal Claudio Bonadio. El 13 de ese mes, la exmandataria presentó un escrito ante el magistrado, en el que afirmó ser “sometida” a una “persecución judicial” desde que asumió Macri. Dos días después volvió a fracasar una sesión pedida por el oficialismo por los allanamientos. Ese día se estuvo a uno del quórum, y a Cambiemos le faltaron dos senadores. Finalmente, el 22, con el voto afirmativo de Cristina incluida, el Senado autorizó por unanimidad los operativos, aunque sin las condiciones que requería la líder de Unidad Ciudadana. En esa misma sesión se aprobó con modificaciones el proyecto de extinción de dominio propuesto por el justicialismo y acompañado por el resto de la oposición.



SEPTIEMBRE

En medio de la hecatombe económica, el presidente Mauricio Macri anunciaba que se estaba avanzado “muy bien” con sectores de la oposición en la confección del Presupuesto 2019. Antes de la llegada de la “ley de leyes” al Congreso, el Gobierno debió dar macha atrás con el recorte en asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte del país -medida que había despertado críticas internas-; y, por otro lado, consiguió el dictamen de validez del DNU 756/18 que eliminó el Fondo Federal Solidario, más conocido como “Fondo Sojero”.



Macri recibió en Casa Rosada a gobernadores el 12 de septiembre, y cinco días después Nicolás Dujovne presentó formalmente el Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados, clave por su contenido en el marco del acuerdo con el FMI. Horas más tarde, Bonadio procesó a Cristina Kirchner como “jefa” de una asociación iícita, por la causa de los cuadernos, con prisión preventiva, aunque dijo que no enviaría el pedido de desafuero hasta que la Cámara Federal ratificara su decisión.

Para desactivar una sesión pedida en Diputados por la eliminación del Fondo Sojero, el Ejecutivo creó por decreto un “Programa de Asistencia Financiera” de $4.125 millones, destinado a las provincias para compensar parte de la pérdida de estos recursos. Hacia fin de mes, Dujovne volvió a la Cámara baja para responder preguntas de los legisladores. También se presentó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

OCTUBRE

El segundo día del mes, la oposición vació la Bicameral del Ministerio Público impiendiendo que pueda asumir como presidenta Elisa Carrió. La diputada de la Coalición Cívica denunció “proscripción” y, al día siguiente, renunció a la posibilidad de presidir dicha comisión. Pero ese mismo día también, a través de Twitter, estalló contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, por sus dichos sobre la detención de un expresidente. 24 horas después, Carrió fue más allá y anunció que pediría el juicio político contra el funcionario. Por esas horas, la justicia absolvió al senador Carlos Menem en la causa por contrabando de armas.

Continuando en el plano judicial, en la primera semana de octubre se confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la diputada Aída Ayala. Además, se conoció la sentencia de 5 años y 8 meses de prisión para Julio De Vido, el diputado desaforado y preso, por la Tragedia de Once.

A pesar de afirmar que no iba a “romper” Cambiemos, Carrió no bajó la interna y disparó: “Voy a amigarme con el presidente cuando lo saque a Garavano”. El 16 de ese mes, solo con el acompañamiento de sus diputados, la líder de la CC presentó el juicio político contra Garavano por “mal desempeño y eventuales delitos en el cumplimiento de sus funciones”.

Otro dolor de cabeza para el Ejecutivo fue la resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía, que establecía un recargo extra para usuarios en el gas con el fin de compensar a las empresas por la devaluación. Los radicales, socios de Cambiemos, llevaron a la Casa Rosada una propuesta alternativa y, finalmente, ante la presión, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, le informó a los jefes de bloques del Senado la suspensión de la suba retroactiva. Fue así que el 10 de octubre la Cámara alta aprobó un proyecto para que la resolución quede sin efecto.

En su última visita, Marcos Peña afirmó en la Cámara baja que el Presupuesto 2019 tenía “coherencia” y “los valores correctos para poder encarar este equilibrio fiscal que necesitamos como país”. Con el fin de reunir los votos necesarios, el Gobierno aceptó la creación de un fondo compensatorio de 6.500 millones de pesos para las provincias, por el traspaso de subsidios al transporte estipulado en la ley. En una sesión que atravesó momentos de máxima tensión, y tambaleó por el reclamo de diputados opositores por los incidentes en las afueras del Congreso, el oficialismo conquistó la media sanción del Presupuesto 2019 en la mañana del 25. Fue con 138 votos positivos, 103 negativos y 8 abstenciones. También se avanzó con el paquete de proyectos económicos complementario.

Hacia fin de mes, el Senado arrancó con el debate del Presupuesto: en una sucesión de reuniones recibió a los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda); Carolina Stanley (Desarrollo Social); y Dante Sica (Producción y Trabajo).

Con el objetivo de encontrar visto bueno para su propuesta de modificar el proyecto sobre el impuesto a los Bienes Personales, el senador Miguel Pichetto recibió en su despacho a un grupo de seis gobernadores. En el encuentro resurgió el reclamo por la derogación del Fondo Sojero.

NOVIEMBRE

El senador formoseño José Mayans encabezó una rebelión dentro del bloque PJ, originada por el Presupuesto y el Fondo Sojero, que se vio evidenciada con la visita de Rogelio Frigerio a la Comisión de Presupuesto. Allí, el legislador acusó al funcionario de “extorsionar” a “gobernadores y senadores” y, además, se cruzó con Miguel Pichetto. Pese a las internas del justicialismo, Cambiemos logró los dictámenes del Presupuesto y el paquete de leyes económicas. Antes de la sesión, Pichetto perdió dos senadores: los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin pegaron el portazo.

El 14 de ese mes, tal como quería el Gobierno, el Presupuesto 2019 fue sancionado por el Senado. La ley cosechí 45 votos positivos, 24 negativos y una abstención. El oficialismo contó con apoyo de una porción del peronismo no K y de partidos provinciales. Por el interbloque Argentina Federal hubo nueve senadores que votaron en contra. Cambiemos tuvo en sus filas una ausencia que fue la del santacruceño Eduardo Costa. “No voté el Presupuesto porque defiendo los intereses de los santacruceños”, expresó luego en un comunicado.



En noviembre, el oficialismo frenó en Diputados una definición sobre Aída Ayala. Mientras tanto, en el Senado no reunió quórum la sesión para votar el desafuero de Cristina Kirchner, en el marco de la causa de encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA.

Un duro golpe sufrió Cambiemos este mes cuando toda la oposición unida en la Cámara baja le arrebató una banca en el Consejo de la Magistratura, hasta ese momento en manos del radicalismo. Con 131 firmas -contra 121 que reunió el oficialismo con otros bloques-, el kirchnerismo, el massismo y parte de Argentina Federal, junto a otras bancadas, sellaron un acuerdo para quedarse con la mayoría en ese órgano judicial. El mal clima que se generó hizo caer la que sería la última sesión del año en Diputados.

A fin de mes, el Gobierno decidió que llamaría a sesiones extraordinarias para tratar el proyecto de Bienes Personales, que quedaba pendiente por los cambios recibidos en el Senado. También se encontraba la cuestión del tributo a cooperativas y mutuales. Ambas eran iniciativas que iban a la par del Presupuesto. Con el escándalo del River-Boca de por medio, el Ejecutivo envió nuevamente al Congreso un proyecto para agravar penas por los delitos cometidos en eventos futbolísticos y tendiente a castigar a las barras bravas.

DICIEMBRE

Por decreto, el presidente Mauricio Macri convocó a sesiones extraordinarias desde el 3 de diciembre al 21 de diciembre, con un temario de 40 puntos. Ese plazo después se extendería hasta el 28 de diciembre. Los temas más rimbobantes tenían que ver con la ley “anti-barras” y una nueva normativa sobre el financiamiento de los partidos políticos. Sobre este último tema, el proyecto que se incluyó fue el que el Gobierno había presentado en Diputados. Pero la falta de acuerdos con la oposición y hacia el interior de Cambiemos dejaron trunco el debate. Otra vez por redes sociales, Carrió salió a decir que su espacio no votaría a favor de que las empresas puedan ser aportantes. El Ejecutivo incorporó entonces un expediente de la Cámara alta, donde el oficialismo intentó entonces reflotar la iniciativa, ya que en noviembre había tenido dictamen un proyecto consensuado. Sin embargo, las diferencias en el PJ terminaron por postergar también la discusión allí.

Oscar Aguad volvió a la Bicameral del ARA San Juan, a días de haberse hallado el submarino. “Creemos que tenemos las causas de la desaparición del ARA San Juan”, sostuvo el ministro de Defensa, y remarcó: “Mal que les pese a algunos, lo encontramos”. En esa reunión también afirmó que es “técnicamente imposible” reflotar la nave.



La Cámara de Diputados llevó a cabo su sesión preparatoria en la que fue reelegido por última vez como presidente Emilio Monzó, quien recibió elogios del oficialismo y la oposición. Él, en su discurso, reivindicó “la rosca” política por sobre el uso de las redes sociales.

Las comisiones de Legislación Penal y de Deportes de Diputados se abocaron al tratamiento del proyecto sobre violencia en el fútbol y, el jueves 6, mismo día de la sesión en el que se pretendía aprobar, emitieron dictamen. Sin embargo, aún con el consenso de rebajar algunas penas, ese despacho recibió varias firmas en disidencia, incluidas algunas de Cambiemos. Finalmente se postergó el debate, en pos de alcanzar mayores acuerdos. En la última sesión extraordinaria en la Cámara baja se llevó nuevamente la iniciativa al recinto, e incluso obtuvo la aprobación en la votación en general -con 201 votos positivos, ninguno negativo y tres abstenciones-, pero se truncó en la discusión en particular y fue devuelta a comisiones.



En Diputados se convirtió en ley el proyecto sobre el impuesto a los Bienes Personales; la reforma del Código Procesal Penal; y la lista de cónsules y vicecónsules honorarios propuestos por gobiernos extranjeros, entre ellos el de Nicolás “Nicky” Caputo en Singapur.

Por su parte, en extraordinarias, el Senado sancionó la “Ley Micaela García”, que establece la capacitación en género para los funcionarios y trabajadores de los tres poderes del Estado; el nuevo tributo especial para mutuales y cooperativas; la liberación del precio del papel para diarios; la nueva Ley de Vacunas; y la creación de la Cédula Escolar Nacional; entre otros proyectos.

La última sesión de Cámara alta estuvo marcada por la defensa que emitió ante sus pares el senador radical Juan Carlos Marino, denunciado por acoso sexual por la empleada legislativa Claudia Guebel. Con breves palabras, el pampeano negó las acusaciones y dijo que ponía “a disposición” sus fueros. En tanto, las senadoras se solidarizaron con todas las víctimas de violencia sexual, aunque sin hacer alusión al caso de su par. Los carteles con la inscripción “NoEsNo” llegaron a las bancas que, en la semana anterior, ya habían lucido el “MiráCómoNosPonemos”.



En vísperas de Navidad, la Cámara Federal confirmó el procesamiento de Cristina Kirchner en la causa de los cuadernos, con lo cual Bonadio quedó habilitado para enviar un nuevo pedido de desafuero.

Antes de que termine el año, la Cámara de Casación Penal anuló la prisión preventiva de la diputada Aída Ayala y ordenó dictar nuevo fallo sobre el procesamiento que pesa sobre la chaqueña.