BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 21 de marzo de 2019
LEGISLATURA PORTEÑA
La “Red Argentina no baja” rechazó la baja en la edad de imputabilidad
La organización cuestionó duramente la propuesta de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, mediante la cual se busca reformar el Régimen Penal Juvenil y advirtieron que se trata de una “medida que es ineficaz para solucionar la inseguridad”.
9 de enero de 2019
Después de que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, anunciara que el Gobierno enviará al Congreso una reforma del Régimen Penal Juvenil que incluye bajar la edad de punibilidad de los adolescentes a 15 años, la “Red Argentina No Baja” cuestionó duramente la medida e insistieron en que “no solucionará el problema de la inseguridad”.

En ese contexto, la Red manifestó la “necesidad de crear un Régimen Penal Juvenil basado en los derechos humanos nada tiene que ver con la idea demagógica y regresiva de bajar la edad de punibilidad” y advirtieron que se trata de una “medida que es ineficaz para solucionar la inseguridad, que incluso empeora la situación en vez de resolverla”.

Asimismo, insistieron en que “es inconstitucional porque es regresiva en términos de derechos humanos, y que culpabiliza a los adolescentes de los problemas que deben resolverse con la intervención del Estado social antes que penal”.

“La insistencia del Gobierno en el tema desoye las recomendaciones realizadas por la absoluta mayoría de los especialistas convocados por el propio ministro Germán Garavano en las rondas de consulta de 2017, así como las observaciones rotundas del Comité de los Derechos del Niño de la ONU realizadas al Estado Argentino en junio del 2018, por UNICEF Argentina y hasta por la propia Secretaría Nacional de Niñez Adolescencia y Familia (SENAF)”, aseguraron y sentenciaron que “tal consenso demuestra que bajar la edad de punibilidad no soluciona ninguno de los problemas con los que se la pretende justificar, es contraproducente y regresivo”.

Cabe recordar que la Red se conformó en enero de 2017 y contó con el apoyo de los diputados del FpV Andrea Conde, Paula Penacca, José Cruz Campagnoli; además, recibió el aval del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (Cepoc) y el espacio de ATE Capital, entre otros.