BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 18 de junio de 2019
NOTICIAS
Patricia Bullrich comparó la “tolerancia cero” con la reforma penal juvenil
Para la ministra de Seguridad, la teoría del neoyorkino Rudolph Giuliani “tiene la misma filosofía” que la norma impulsada por el Gobierno.
10 de enero de 2019
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, negó que las medidas de endurecimiento anunciadas en los últimos tiempos formen parte de la campaña, aclarando que en realidad forman parte de la intención del gobierno de “cambiar el paradigma del modelo kirchnerista” en la materia. En ese contexto, sostuvo que “se pasó de un modelo basado en la exaltación del victimario a un modelo donde la sociedad y la victima están en el centro de las preocupaciones del gobierno”.

Según la funcionaria, se buscó “reconstruir el rol del Estado” en materia de seguridad, a partir de “invertir la prueba automáticamente negativa que suponía la doctrina Zaffaroni”. A su juicio esa doctrina construía sobre las fuerzas de seguridad una imagen en la que las fuerzas de seguridad “siempre eran los responsables y su actuación era cuestionada”, cosa que “dejaba a la sociedad sola frente al delito”.

“La lucha contra el narcotráfico y por la seguridad son nuestros ejes, pero más que campaña es acción y gestión. Y nosotros no podemos parar la lucha contra el narcotráfico porque se viene la campaña”, puntualizó en diálogo con Clarín.

En cuanto a la baja de imputabilidad, Bullrich señaló que si bien la incidencia de menores en el delito “es importante”, lo que busca el gobierno es que sus actos tengan consecuencias, pues de lo contrario de mayores “conformarán un mundo de delito y muerte”.

La funcionaria señaló que la reforma pretende que “si un menor roba, no importa su edad, tendrá un régimen especial socio educativo terapéutico y medidas restaurativas. Y, si comete delitos más graves, tendrá consecuencias más graves que pueden significar el encierro en un establecimiento especializado”.

Patricia Bullrich defendió la utilización de las pistolas Taser, cuya discusión consideró “de lo más incoherente que he escuchado”, a partir de que su utilización disminuye los riesgos de muertes, y frente a las críticas de los organismos de derechos humanos respecto de su utilización, sostuvo que los mismos “nunca se ponen del lado del policía asesinado, ni de la víctima. Por eso la opinión que tienen de la Taser es poco consistente”.

“Si quieren que no haya Policía y que cada uno se defienda como pueda, deben decirlo claramente”, remarcó.

Con relación a la teoría del exalcalde de New York Rudolph Giuliani, señaló que “la tolerancia cero tiene la misma filosofía de la ley Penal Juvenil que impulsamos: al primer delito, el Estado y la sociedad reaccionan para evitar que ese menor entre en una carrera delictual cada vez más acelerada y más gravosa”.