BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
LEGISLATURA PORTEÑA
Tras los escraches, Acuña defendió su gestión educativa
La ministra de Educación e Innovación insistió en que no se cerrará ninguna escuela y repudió los escraches como mecanismo de reclamo. Además aseguró que ningún docente se quedará sin trabajo.
25 de enero de 2019
Buscando dar respuesta a los fuertes cuestionamientos hacia su gestión, la ministra de Educación e Innovación de la Ciudad, Soledad Acuña, difundió en las redes sociales un video en el que ratifica que no se cerrará ninguna escuela y repudió los sucesivos escraches que sufrieron varios funcionarios porteños en los últimos días.

De esa manera, la ministra explicó que “le dije personalmente a las rectoras y a los representantes gremiales cuando nos juntamos a principio de año, que nosotros no vamos a cerrar ninguna escuela, y el 6 de marzo van a iniciar las clases los más de mil establecimientos educativos que tenemos en la Ciudad, incluidas todas las escuelas nocturnas”.

“Ningún docente se queda sin trabajo y, además, tenemos abierta una mesa de diálogo para seguir transformando los planes de estudio, mejorar la calidad educativa y así garantizar un mejor futuro para nuestros chicos”, aseguró e insistió en que “en estos últimos 10 años de Gobierno construimos 54 escuelas y, en este periodo, otras 54, 30 de las cuales tienen sala de 3 años porque queremos que todas las familias que elijan la educación pública puedan hacerlo”.

Además, precisó que “al sueño de enseñar inglés desde primer grado, le sumamos el desafío de enseñar educación digital desde sala de cinco años, porque estamos convencidos de que con estas herramientas los chicos van a poder construirse un mejor futuro”.

Por otra parte, Acuña desmintió haber dicho que ‘¿por qué el Estado tiene que financiar a la gente que fracasó en la vida?’, frase que se volvió viral en las redes sociales el pasado 9 de enero. Al respecto, la ministra señaló que se trata de “una frase inventada que después se viralizó con el propósito claro de dañar mi imagen y trabajo” y repudió “esta actitud que pareciera tener más una intención de política partidaria que un deseo de diálogo constructivo”.

“Estoy convencida de que con la mentira no se construye y rechazo el escrache como mecanismo de reclamo; esto, lejos de acercarnos y permitirnos evolucionar, nos separa y empequeñece”, manifestó y sentenció que “el proceso de transformación educativa que estamos llevando adelante jamás puede significar el cierre de escuelas; todo lo contrario, conlleva la apertura de nuevos espacios educativos y la mejora de las herramientas que les brindamos a quienes eligen el camino de la educación”.