BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 18 de abril de 2019
COYUNTURA
Preocupante escenario
La industria continúa mostrando un panorama sombrío, pero en Economía estiman que hasta abril habrá datos negativos y después empezaría una lenta recuperación
12 de febrero de 2019
Comienza el año electoral y las cifras que están difundiendo el Indec sin dudas son un dolor de cabeza para el Gobierno, aunque en el transcurso de las últimas horas se sucedieron reuniones en el Palacio de Hacienda en la que se observa con una mayor dosis de optimismo el panorama a partir de abril.

Así lo aseguró a parlamentario.com un importante funcionario del gabinete económico, quien resaltó que las distintas variables han sido analizadas por el propio equipo y por la misión del FMI que se encuentra en Buenos Aires auditando las cuentas públicas y la evolución de la economía.

“Está claro que los meses de noviembre y diciembre marcaron la profundización del cuadro recesivo y que ese panorama continúa en el verano, pero vemos que a partir de fines de marzo o principios de abril el nivel de actividad empezará a mejorar en forma muy paulatina”, expresó el funcionario.

Esa estimación fue expuesta luego que se diera a conocer que la utilización de la capacidad instalada de la industria se ubicó en diciembre en el 56,6% por ciento, la más baja de los últimos años.

En Hacienda consideran que la inflación va a mostrar a partir de abril signos de desaceleración, sumado al incremento de las jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo y las mejoras salariales producto de las paritarias marcarían el inicio de una recomposición lenta de los salarios.

De todas formas, en el propio Gobierno y diversos economistas aseguran que tras la debacle del año 2018, la economía podría ingresar en un ritmo de crecimiento más firme hasta el tercer trimestre del año.

Desde el sector empresario se han elevado cada vez más voces de alerta. Tal es el caso de la Unión Industrial Argentina (UIA), entidad que estimó que la actividad del sector cayó 3,5% en 2018.

Durante la junta, que reúne a la mesa grande de la UIA con representantes de todo el país, además de repasar los datos estadísticos del 2018 se manifestó la preocupación de las distintas regiones y sectores productivos por la caída del nivel de actividad.
El centro de estudios de la entidad presentó las estimaciones de cierre de 2018 en los que, "de acuerdo a los valores preliminares, la caída de la actividad fue de 3,5%, con una baja promedio en el último trimestre de 8,8%", informó la UIA con un comunicado oficial.
"Entre las cifras del relevamiento mensual se destacan la baja del empleo industrial en el mes de noviembre y una recuperación de las exportaciones", agregó.
Respecto de la actualidad sectorial y regional, los representantes de las distintas regiones y sectores del país manifestaron su preocupación por la fuerte caída del nivel de actividad industrial.
"La baja generalizada en las ventas, el aumento de los costos energéticos, las elevadas tasas de interés –derivadas de una política monetaria sumamente contractiva– y los retrasos en la cadena de pagos dan forma a una coyuntura compleja", agregó el informe de la UIA a modo de advertencia.