BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de junio de 2019
COYUNTURA
El gran desafío de la cartera de Economía
El Ejecutivo está tratando de hacer todos los deberes para acercarse al máximo-posible- a la meta fiscal de déficit cero. Seguirá el recorte de gastos en diversas áreas del Estado.
26 de febrero de 2019
El Poder Ejecutivo busca avanzar más en el objetivo del cumplimiento fiscal del déficit cero estipulado para este año y comprometido en el Presupuesto nacional y ante el FMI y para ello se analizan algunas medidas adicionales que se adoptarían en el comienzo del segundo trimestre del año.

Así lo aseguraron a parlamentario.com fuentes del Ministerio de Hacienda, quienes puntualizaron que la evolución de las cuentas públicas de enero fue positiva, aunque siguen observando con preocupación que la meta de déficit cero será muy difícil de cumplir.

"El tema será ver cómo evoluciona la recaudación impositiva en marzo, ya que en enero y febrero creció, pero estuvo bastante justa con relación a las metas establecidas", admitió un integrante del gabinete económico.

De esta forma, se observa que el primer trimestre podría cerrar con un leve desvío en el balance de las cuentas, del orden del 0,2 al 0,3 por ciento del Producto Bruto Interno.

Otra fuente del gabinete económico resaltó que el mayor problema es la recaudación impositiva, que está creciendo pero lejos de las estimaciones elaboradas para esta primera parte del año.

“El desafío de llevar adelante el objetivo de déficit cero tiene un obstáculo importante, porque las previsiones de recaudación impositiva fueron sobrestimadas, con lo cual, eso genera un techo que será muy difícil de alcanzar”, opinó.

Sin dudas que estos fueron parte de los temas esenciales que estuvieron conversando los funcionarios del Gobierno con la misión del FMI que estuvo hasta la semana pasada en Buenos Aires.

El hecho que no haya problemas significa en concreto que el Gobierno recibirá el segundo desembolso de este año de casi 7.000 millones de dólares, trámite que se concretaría a principios de julio y que está incluido dentro del paquete general de 57.000 millones del stand by vigente.

En el Poder Ejecutivo insisten en que “este año el FMI podría tolerar un pequeño déficit que si no supera el 0,5% el organismo daría su aprobación al programa y continuarían los desembolsos sin tener que pedir un perdón”.

Igualmente, para acercarse a ese anhelado objetivo del déficit cero, teniendo en cuenta que la recaudación tributaria crece menos de lo esperado por la recesión, el Ejecutivo se vería obligado a profundizar las medidas de ajuste fiscal a partir del segundo trimestre de este año.

A pesar que queda poco margen para seguir ajustando, en Hacienda aseguran que podría haber directamente una subejecución del Presupuesto en el resto del año para alcanzar o acercarse lo máximo posible al déficit fiscal cero.

En definitiva, este año seguirá el recorte de gastos en diversas áreas del Estado, lo cual podría seguir incidiendo negativamente en el nivel de actividad económica.