BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 27 de marzo de 2019
LEGISLATURA PORTEÑA
La Legislatura distinguió a funcionarios de Paraguay y Serbia
De esta manera, el ministro serbio de relaciones exteriores, Ivica Dacic, fue declarado “Huésped de Honor”; mientras que el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, fue galardonado como “Visitante Ilustre”.
14 de marzo de 2019
En la sesión ordinaria de este jueves, la Legislatura porteña declaró “Huésped de Honor” al ministro de relaciones exteriores de la República Serbia, Ivica Dacic, mientras que el presidente de Paraguay, Mario Abndo Benítez, fue distinguido como “Huésped de Honor”.

El homenaje al serbio se da en marco de su visita a nuestro país, la cual se concretará el próximo 20 de marzo. Dacic nació en la ciudad de Prizren en el año 1966 y se graduó en 1989 en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Belgrado. A su vez, ingresó al Partido Socialista de Serbia (SPS) en 1991, donde tuvo diferentes cargos hasta convertirse en el Presidente del mismo en diciembre de 2006.

Entre los roles que supo desempeñar a lo largo de toda su trayectoria política, se destaca que en 1996 fue electo para encabezar el Comité de Información Pública del Consejo de los Ciudadanos; además, fue designado Co-ministro de Información en el 2000, cargo que ocupó hasta el 2001 y en el año 2004 asumió como Diputado Nacional de la Asamblea Nacional de la República de Serbia.

Con las elecciones concretadas en el 2008, Ivica Dacic fue designado en el nuevo Gobierno como Vice-Primer Ministro y Ministro del Interior, asumiendo en 2012 como Primer Ministro y manteniendo su labor en el Ministerio. Desde el 2014 se desempaña como Vice-Primer Ministro y Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Serbia.

Por otro lado, el reconocimiento de Abdo Benítez se da en medio de su visita a nuestro país, la cual se concretará entre el 20 y 22 de marzo, cuando asistirá a la segunda Conferencia de Alto Nivel de la ONU sobre la Cooperación Sur-Sur.

Dicho encuentro se desarrollará en el Centro de Convenciones de la Ciudad, los países negociarán la firma de un texto final, como ocurrió durante el G-20, que determine los lineamientos de un plan de trabajo con miras a 2030 y que integre las agendas del Acuerdo de París y las coincidencias alcanzadas durante la cumbre del año pasado.