BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 26 de mayo de 2019
LEGISLATURA PORTEÑA
Vamos Juntos bloqueó el debate por el aumento de la tarifa del subte
El oficialismo porteño rechazó la puesta en debate de una medida impulsada por la legisladora del FIT Laura Marrone, en la que se buscaba repudiar los incrementos en el boleto de ese transporte público y en el que proponía la estatización del mismo.
14 de marzo de 2019
En medio de una intensa crisis económica, Vamos Juntos rechazó -en la segunda sesión ordinaria del año- el debate por el aumento en la tarifa de la Red de Subterráneos, que había sido impulsado por la diputada del FIT Laura Marrone, quien buscaba repudiar los mismos e insistía con la necesidad de buscar una alternativa que permitiese solucionar los problemas en ese servicio.

La medida sólo obtuvo 21 votos afirmativos, de los bloques GEN, UC, PS, PTS, MC, BP, AyL y FIT; mientras que obtuvo 38 en contra, de Vamos Juntos y Evolución.

De esta manera, la iniciativa fue rechazaba “la concesión y los subsidios millonarios a Metrovías S.A. y al Grupo Roggio” y los aumentos “mientras los trabajadores y el pueblo reciben salarios muy por debajo de la inflación”. Además, sostenía que la única alternativa a los problemas en el funcionamiento de esa red era la “reestatización del Subte y Premetro bajo control, administración y gestión de los trabajadores y usuarios”.

En los fundamentos del proyecto, la legisladora explicó que mientras “las tarifas en transporte aumentaron de manera sideral, los salarios estuvieron muy por detrás de la inflación de 2018 del 47%” y resaltó que a partir de abril el subte llegará a costar 21 pesos, “siendo esta política parte del ajuste del gobierno de Macri, el FMI y los gobernadores que están descargando sobre los trabajadores y el pueblo”.

“Ir a trabajar se vuelve cada vez más insostenible para los salarios de miseria de la clase trabajadora”, remarcó y sentenció que “los usuarios pagan todos los días los tarifazos y a cambio reciben un servicio deficiente con túneles que se inundan, escaleras mecánicas que no funcionan, negociados con compras de vagones que sólo sirven para hacer chatarra y coches con material cancerígeno como el asbesto”.