BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 25 de junio de 2019
NOTICIAS
La ley de góndolas obtuvo dictamen, pero oficialismo y oposición firmaron por separado
Con el Frente Renovador a la cabeza, los bloques opositores avanzaron con un texto que establece un tope porcentual para la ocupación de la góndola por parte de una misma marca. Todavía no hay fecha para el tratamiento en el recinto.
21 de mayo de 2019
Tras numerosas idas y vueltas, el proyecto de ley de góndolas, que busca fomentar la competencia en los supermercados y frenar conductas abusivas, recibió dictamen favorable en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados. En una pelea palmo a palmo por la mayoría de firmas, la oposición se impuso sobre el interbloque Cambiemos y avanzó con su propuesta.

Media hora después de la convocatoria, las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio y Presupuesto reunieron el quórum y dieron el paso necesario para habilitar el debate en el recinto, que todavía no tiene fecha definida. La Cámara baja sesionaría recién después del 22 de junio, fecha estipulada para el cierre de listas de precandidatos para las PASO.

El proyecto de la oposición establece que una misma marca no podrá acaparar más del 30% de la góndola, mientras que la propuesta de Cambiemos no establece porcentaje; sólo ordena asegurar la participación de “al menos tres proveedores diferentes” en la misma categoría de productos de la canasta básica.

“La ley después hay que controlar que se cumpla, y eso va a ser muy difícil poniendo un porcentaje”, estimó Daniel Lipovetzky, presidente de Legislación General, en diálogo con la prensa acreditada.

El dictamen de la oposición -suscrito por el massismo, el Frente para la Victoria-PJ, parte del justicialismo y bloques minoritarios- establece también que las pymes tendrán destinado un 25% de la góndola, mientras que los productos originados por “la agricultura familiar, campesina o indígena” tendrán un espacio del 5% adicional.

Asimismo, los productos producidos por pymes tendrán que ser exhibidos en las denominadas “islas” y en los espacios contiguos a las cajas, que son privilegiados para la vista del consumidor.

Desde el kirchnerismo, Juan Cabandié se encargó de aclarar que esta ley “no es la solución a los males de la economía del país, pero ayuda”. Precisó que “el 60% del consumo minorista se produce en supermercados, y el 70% está en manos de las grandes cadenas”.

Lipovetzky le salió al cruce. “Este problema no es nuevo. ¿Qué hizo el gobierno anterior para resolverlo? ¿Intervino el Estado? Yo creo que no. No hicieron nada para resolver el problema de la concentración, todo lo contrario. Fue este gobierno el que modificó la Ley de Defensa de la Competencia”, retrucó el macrista.

El bloque Evolución, de Martín Lousteau, acompañó al dictamen de Cambiemos, pero en disidencia parcial. La diputada Carla Carrizo planteó diferencias en cuanto a la cantidad de proveedores que podrían participar de la góndola, y el destino de los fondos originados de las sanciones de la ley, que según dijo, no está especificado.

Otro aspecto del dictamen de Cambiemos es que establece un ordenamiento vertical de la góndola, de modo que los productos de segundas marcas no queden relegados a espacios incómodos o de difícil acceso en la góndola.


Foto: Twitter Marcela Passo