BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Pichetto: “No había mucho para pensar; estoy convencido de que Macri va a ser reelegido”
“Inmediatamente le dije que sí”, afirmó el senador en su primer contacto con la prensa tras anunciarse la fórmula que compartirá con el presidente. “He sido siempre un opositor democrático”, se definió. Anunció que renunciará a la conducción del bloque del PJ en el Senado.
11 de junio de 2019
Por Carolina Ramos

Sonriente, ingresó al Salón Eva Perón por la puerta que lo conecta con el recinto. Apretó manos con algunos presentes y se sentó de cara a la prensa. Dijo no estar “emocionado” y aclaró que no dudó cuando Mauricio Macri le propuso, este martes, ser su compañero de fórmula. Miguel Ángel Pichetto abrió la campaña que lo podría llevar al sillón de la Vicepresidencia y permitirle gobernar, en lo formal, el territorio que domina desde hace años: el Senado.

“Mauricio Macri es el hombre que tiene el poder político, la autoridad y los votos. Inmediatamente le dije que sí. No ha habido ningún tipo de duda, y si había, lo vale el desafío de salir a un camino de reconstrucción y de unidad nacional”, anunció Pichetto, antes de informar que renunciará a la presidencia del bloque Justicialista, que supo cobijar los intereses de los gobernadores del PJ.

Con la satisfacción en el rostro, lo observaba de frente el senador y titular del Pro Humberto Schiavoni. También sus pares radicales Oscar Castillo -senador- y José Cano -diputado-, en representación de las principales fuerzas aliadas en Cambiemos. No hubo participantes de la Coalición Cívica, a la espera de un pronunciamiento público de Elisa Carrió.

“La decisión ha sido muy rápida. No había mucho para pensar”, comentó Pichetto, y agregó: “Estoy convencido de que Macri va a ser reelegido, de que Argentina no va a volver atrás. Se viene un período de recuperación muy fuerte para el país”.



Los dirigentes con quienes intentó construir Alternativa Federal, espacio que quedó dinamitado, fueron de los primeros en enterarse de la decisión. Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta; su par de Córdoba, Juan Schiaretti; y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, fueron anoticiados por Pichetto poco después del ofrecimiento de Macri, que fue vía telefónica.

El senador también notificó a algunos gobernadores del PJ, pero no reveló quiénes. Se limitó a decir que a ellos lo une “un vínculo de afecto personal” y auguró que “muchos compañeros del peronismo acompañarán esta propuesta”.

El flamante candidato a vicepresidente señaló que “siempre” tuvo “un trato muy correcto y responsable en el plano institucional” con el jefe de Estado, quien lo recibió en Casa Rosada el pasado 23 de mayo. Pichetto volvió a asistir allí el jueves pasado, cuando participó de una comitiva de legisladores que se reunió con Jair Bolsonaro.

Este martes, el legislador reivindicó la visita del presidente de Brasil y elogió la política internacional del Gobierno. También dijo compartir con el oficialismo la visión sobre el sistema capitalista, y destacó la reacción de los mercados tras el anuncio de su candidatura. “El riesgo país bajó y esperemos que siga bajando”, dijo.

Según él mismo reconoció, uno de los gestos que Macri recibió con mayor beneplácito fue el viaje que realizó en mayo pasado a Estados Unidos, donde se reunió con banqueros y descartó enfáticamente las posibilidades de un default. Fue después de que una encuesta pronosticara una derrota de Macri en un eventual balotaje contra Cristina Kirchner.

“He sido siempre un opositor democrático. A algunos les convenía que todo volara por los aires. Mi posición ha sido institucionalista, democrática y responsable”, se autoelogió Pichetto, y se encargó de aclarar que en caso de ganar su fórmula, “las prioridades las va a marcar el Poder Ejecutivo, el diseño de las políticas lo va a trazar el presidente”.



El postulante dedicó un párrafo aparte al fracaso de Alternativa Federal, el espacio del que fue cofundador, y que aspiraba a erigirse como “tercera vía” para romper con la polarización entre macrismo y kirchnerismo. “Hubo una incomprensión y una falta de definición del método”, se quejó Pichetto, que imaginaba una disputa en las PASO, algo que fue rechazado por el economista Roberto Lavagna.

En ese contexto, y cuando todo indica que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, sellará un acuerdo con la fórmula Fernández-Fernández, Pichetto admitió que “el escenario se polariza”. “Había que tomar decisiones y yo tomé una decisión”, sintetizó al final.

Los oficialistas presentes -se sumó la senadora Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino- salieron al encuentro de un Pichetto con una sonrisa pocas veces vista. “Las emociones no forman parte de mi temperamento”, había dicho minutos antes.



FOTOS: Comunicación Senado