BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 16 de noviembre de 2019
LEGISLATURA PORTEÑA
Legisladores porteños despidieron a De la Rúa
Fue durante la sesión ordinaria de este jueves, donde la Legislatura expresó su profundo pesar por la muerte del expresidente y primer jefe de Gobierno de la Ciudad, la cual se produjo el martes.
11 de julio de 2019
A días de su fallecimiento, el Parlamento porteño expresó -durante la sesión ordinaria que se realizó este jueves- su profundo pesar por la muerte del abogado y político argentino Fernando de la Rúa, quien cumplió las funciones de presidente de la Nación, tres periodos como senador Nacional, uno como diputado Nacional y como primer jefe de Gobierno de la Ciudad.

El deceso del exmandatario se produjo este martes a sus 81 años, en un centro médico del norte del Gran Buenos Aires por una serie de complicaciones en su salud, donde se encontraba ingresado desde el lunes.

De la Rúa nació en Córdoba en el año 1937, hijo de Antonio de la Rúa y Eleonor Bruno, una familia de clase media ilustrada. Su abuelo paterno fue un emigrante gallego y su padre ejerció la abogacía en Córdoba y llegó a presidente del Tribunal Supremo de esa provincia.

Desde su época universitaria estuvo afiliado a la Unión Cívica Radical (UCR). Se estrenó como asesor jurídico en el Ministerio del Interior durante la presidencia de Arturo Illia (1963-1966), cuando su aspecto juvenil le valió el apodo de Chupete.

Estudió el bachillerato en el Liceo Militar General Paz y se licenció en derecho con las máximas calificaciones a los 21 años por la Universidad de Córdoba, en la que también obtuvo el doctorado con una tesis sobre el recurso de casación. Ejerció la abogacía en esa provincia y Buenos Aires y fue profesor de derecho procesal en la Universidad de Buenos Aires.

Se casó en 1970 con Inés Pertiné, hija de un conocido militar, con la que tuvo tres hijos: Antonio, Agustina y Fernando.

Su primera senaduría fue en 1973, y en septiembre del mismo año figuró como aspirante a la vicepresidencia de la república en la candidatura encabezada por Ricardo Balbín, que resultó derrotada, con el 24,3 % de los votos, por la de Juan Domingo Perón.

Mantuvo el cargo de senador hasta el golpe de Estado de 1976, cuando se retiró de la política para ejercer la abogacía representando a Bunge & Born. Durante el Proceso, pasó largas temporadas fuera de Argentina y dio conferencias en universidades de Estados Unidos, México y Venezuela.

Con el retorno de la democracia, en 1983, le disputó la elección interna de la UCR a Raúl Alfonsín por la presidencia, perdiendo en manos de quien luego sería presidente hasta 1989.A pesar de esto, en ese mismo año fue candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires y venció a Carlos Ruckauf, postulante del peronismo.

En 1989 consigue renovar su banca pero en 1991 es candidato a diputado nacional, llegando así a la presidente del bloque del radicalismo en la Cámara baja. Rápidamente, en 1993, De la Rúa vuelve al Senado, tras imponerse en territorio porteño con más de 50% de los votos.

En 1994 se reforma la Constitución Nacional y allí se estableció que la Ciudad pase a ser un territorio autónomo. Antes, el intendente lo elegía el presidente de turno pero con esta reforma se implementaría lo que hoy se conoce como jefe de Gobierno.

En 1996, De la Rúa se postula para el cargo por la UCR y es electo con el 40% de los votos frente a Norberto Luis La Porta, del Frepaso, y Jorge Domínguez, peronista que era el intendente. Era la primera vez que los porteños elegían directamente a su jefe de Gobierno, cargo en cuyo desempeño De la Rúa adquirió reputación de honradez, meticulosidad, rigor jurídico en el estudio de los problemas y acertada gestión.

A partir de allí la carrera política del dirigente iría en ascenso. Cuando en 1997 se forma la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación, coloquialmente conocida como La Alianza, estaba formada por varios partidos políticos aunque los más grandes eran la UCR y el Frepaso. De la Rúa se ubica como el principal candidato a presidente para derrotar al peronismo en 1999. Acorde a lo establecido por la coalición, el postulante se definiría a través de una interna en todo el país. Fue así que, en 1998, el entonces jefe de Gobierno compite con Graciela Fernández Meijide, candidata del Frepaso, y se impone con el 62% de los votos, convirtiéndose así en candidato a presidente.

En las elecciones de octubre de 1999, en fórmula con Carlos “Chacho” Álvarez, De la Rúa obtuvo el 48,5% de los votos y consiguió una cómoda victoria frente a Eduardo Duhalde y Ramón Ortega, que se alzaron con el 38,09% de los sufragios. En tercer lugar quedó Domingo Cavallo con el 10,09%.

Su gestión sufrió un temprano deterioro por la continuada y profunda recesión económica y la delicada situación financiera. En el año 2001 renunció a su cargo, retirándose de la política.

FOTO: EL PERIODICO