BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 15 de diciembre de 2019
NOTICIAS
Para Darío Martínez la corrida cambiaria “es decisión del Gobierno”
Así lo aseguró el diputado nacional, y candidato a renovar la banca por el Frente de Todos, y agregó que “de ninguna manera es consecuencia del resultado electoral”.
13 de agosto de 2019
Luego del contundente triunfo de Todos en el país y en la Río Negro, Martínez sostuvo que “la estampida del dólar no es por el triunfo de Alberto Fernández en las PASO; es consecuencia directa de las medidas y decisiones en política económica y financiera que adopta y viene tomando el Gobierno nacional”.

“Así como durante dos meses el gobierno decidió que el Banco Central ofreciera una tasa altísima en pesos y al mismo tiempo vendiera 200 millones de dólares diarios para mantener el valor del dólar planchado, el lunes decidió mirar para otro lado, y sacó al BCRA al mercado recién después del mediodía, cuando la corrida ya estaba en marcha”, indicó el diputado.

Martínez añadió que “lo que llamamos ‘el mercado’, incorporando en él a los pequeños ahorristas, no tiene capacidad ni tamaño para establecer el valor del dólar en contra de las decisiones del BCRA”.

“De tal forma, el Gobierno no repara en seguir martirizando al pueblo y a la economía nacional tomando decisiones de hacer o no hacer, en este caso financieras, con el objeto de fundamentar su discurso con profecías auto cumplidas, intentando relacionar su derrota electoral con efectos negativos en la economía y en los bolsillos de los argentinos”, agregó el legislador kirchnerista.

En este sentido, afirmó también que “con esta maniobra tan burda como antecedente inmediato, es lógico esperar que el comportamiento del gobierno nacional, y, en consecuencia, sus decisiones en materia económica y financiera, apunten a dejar tierra arrasada intentando culpar de ello al próximo gobierno, sin importarle las graves consecuencias que ello genere en la producción, el trabajo y el cuerpo social de la Nación”.

“El lunes, el pueblo argentino expresó con claridad que no quiere volver al pasado. A un pasado de corridas cambiarias, de tasas de interés usurarias, de especulación financiera. A un pasado de sueldos y jubilaciones por el tobogán y precios y tarifas por las nubes. A un pasado con caída de la producción, cierre de fábricas y aumento de la desocupación y la pobreza. A un pasado de desprecio por la educación, y la salud pública; y por la ciencia y los científicos”, expresó el diputado, y resaltó que “el pueblo argentino votó por el futuro”.