BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
COYUNTURA
La desconfianza después de las PASO
En el gabinete económico ratifican que las PASO generaron una desconfianza difícil de dar vuelta.
3 de septiembre de 2019
Los funcionarios del gabinete económico ratificaron una y otra vez en las últimas horas que el resultado de las PASO y el peligro de volver al populismo "dinamitaron" la recuperación incipiente que se venía observando en la economía desde mayo y la posibilidad de seguir reduciendo el nivel inflacionario, ya que consideran que tras la elección primaria ha ganado la desconfianza a todos los niveles por temor a las recetas del populismo.

Un importante integrante del gabinete económico conversó con parlamentario.com y enfatizó que "nos vimos forzados a tomar muchas medidas que no hubieran sido necesarias si el resultado de las elecciones hubiera sido como el que mostraban las diferentes encuestas".

"Lo más probable es que no hubiera sido a una reprogramación de los vencimientos de la deuda, ni tampoco a una limitación en la compra de divisas, porque en general el mercado de a poco, tras la crisis de 2018, vio que las cuentas nacionales se empezaron a ordenar", puntualizó el funcionario.

De hecho, según admiten tanto en el Gobierno como consultoras privadas, si el resultado de las elecciones hubiera estado en sintonía con el panorama de las encuestas la inflación de agosto se hubiera ubicado entre 2 y 1,9% y para septiembre se estimaba ya cerca del 1,5%.

"Pero el temor que generó en los distintos operadores económicos el posible regreso al populismo tiró por la borda gran parte del esfuerzo realizado", sintetizó el funcionario.

Claro que desde otros sectores no opinan lo mismo. Es el caso de la expresidenta del Banco Central Mercedes Marcó del Pont, quien consideró que "las medidas fueron impuestas por la realidad después de los sucesivos fracasos de las decisiones del Gobierno, incluyendo el default selectivo, que se planteó para evitar meter algún tipo de regulación".

Hay que considerar, a modo de referencia, que cuando Marcó del Pont estuvo al frente del BCRA se tuvo que hacer de "urgencia" un blanqueo impositivo con el objetivo de incrementar la oferta de dólares, en medio del cepo cambiario, lo cual resultó un absoluto fracaso.

Para Marcó del Pont el Gobierno deja una pesadísima herencia, en materia de deuda y "daño a la economía, la sociedad y los trabajadores", aunque no aclaró que la gestión anterior dejó déficit fiscal récord del 9%, reservas del BCRA de 19.000 millones de dólares nada más y una inflación "disfrazada" superior al 30 por ciento anual.

Por su parte, el economista Daniel Marx expresó que las últimas medidas "creo que son temporarias para frenar lo que era una insinuación de pánico o corrida, y en ese sentido funcionó".

Según el exsecretario de Finanzas, las iniciativas "funcionaron relativamente bien, en el sentido de que pararon lo que era una corrida que se insinuaba de manera extraordinariamente fuerte, a fines de la semana pasada".

"Hay que ver ahora cómo evoluciona todo el resto. Porque uno de los efectos es que aparece una especie de desdoblamiento cambiario", agregó el exsecretario de Finanzas.