BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
De Vido desistió de su pedido de prisión domiciliaria
El diputado suspendido detenido en Marcos Paz criticó al juez Claudio Bonadio por “un trato absolutamente inhumano, cruel y degradante”.
10 de septiembre de 2019
El diputado suspendido Julio De Vido, preso en el penal de Marcos Paz, desistió de su pedido de prisión domiciliaria. Días después que la Cámara Federal porteña rechazara otorgarle el beneficio, pero al mismo tiempo pidiera que se le practiquen estudios médicos para determinar su estado de salud, el exministro de Planificación Federal salió a criticar el accionar del juez Claudio Bonadio.

Los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi habían instado a Bonadio, quien tramita la causa de los cuadernos, a requerir las pericias. A través de un comunicado, la defensa de De Vido denunció que su traslado al Cuerpo Médico Forense se dio “de manera abrupta, sorpresiva, sin notificar a su defensa e impidiendo de ese modo que pueda estar presente su perito de parte”.

“Una vez más Bonadio ‘intentó’ cumplir con lo ordenado por un superior, al margen de la ley, sin respetar las normas procesales vigentes, vulnerando los derechos más básicos de todo proceso penal y, fundamentalmente, sometiendo a Julio De Vido, próximo a cumplir 70 años de edad, a un trato absolutamente inhumano, cruel y degradante para la realización de un acto irremediablemente nulo”, sostuvieron sus abogados.

Y afirmaron que “la nueva y sistemática violación de derechos que padece Julio De Vido lo llevó a desistir de la solicitud de arresto domiciliario efectuado por su defensa”.

“En medio de elevaciones a juicio anunciadas en la tapa de periódicos masivos, absolutamente prematuras y sin elementos probatorio alguno, más que la sola ‘aprobación’ arbitraria de los falaces testimonios con los que originaron esos procesos, una Cámara Federal incoherente, que no tuvo en cuenta los dictámenes médicos ya incorporados y que daban cuenta del estado de salud de De Vido, posibilitaron que el juez de instrucción continuase con sus arbitrarias, irregulares y, en muchos casos, ilícitas intervenciones, forzando a nuestro defendido a desistir de una petición que, de puro derecho y sentido común, le corresponden hace tiempo”, completaron.