BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Conti acusó a Bullrich de “vulnerar todas las garantías penales” con la “doctrina Chocobar”
Alertó sobre el estado de las cárceles y pidió que “el Código Penal atienda la delincuencia grave”. También propuso prohibir la prisión domiciliaria como “pena anticipada”.
10 de septiembre de 2019
La exdiputada nacional Diana Conti expuso este martes sobre el nuevo Código Penal durante la segunda audiencia en el Senado y acusó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de “vulnerar todas las garantías penales” con la “doctrina Chocobar”, que debe su nombre al policía que mató a un ladrón por la espalda para defender a un turista.

Conti advirtió que Bullrich “levantó la bandera de la vulneración de todas las garantías penales, tanto en su rol como legisladora como en su rol de ministra”.

Asimismo, la exlegisladora pidió incorporar al Código Penal “una cláusula expresa que diga que la prisión preventiva como pena anticipada es una prohibición que debe estar vigente de modo permanente”.

Conti dedicó la mayor parte de su exposición a hablar en calidad de integrante del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura, y alertó sobre el estado actual de las cárceles.

“Las cárceles argentinas son lugares sin ley, lugares de miseria, de hacinamiento, donde a pesar de que los fondos están para que haya salud y comida, hay nichos de corrupción en la distribución de los ingresos”.

Según la exdiputada, en las cárceles del país “rige la ley de la selva, hay inanición, y con el frío la tuberculosis hizo estragos, sumó más muertes a las muertes silenciadas que existen. El sistema es paupérrimo”.

“Los parches permanentes al Código Penal y a sus leyes; las reformas procesales; las modificaciones al régimen de flagrancia; las restricciones a las excarcelaciones; el achicamiento de las condenas condicionales por subir los mínimos de las escalas penales; las modificaciones a la Ley de Ejecución Penal que impiden la salida progresiva de los internos; e interpretaciones doctrinarias lamentables como la doctrina Irurzun, han ayudado a incrementar la violación sistemática de los derechos humanos de nuestros internos carcelarios”, denunció.

Además, señaló que “el cupo carcelario es violado permanentemente” y habló de “la miseria instalada en los lugares de encierro, con superpoblación de personas que no se conocen entre sí y tienen que convivir”.

En otro orden, pidió “que el Código Penal atienda la delincuencia grave”. “Los delitos pequeños e insignificantes no deben estar conminamos con penas en nuestro Código”, opinó, y propuso generar “escalas penales flexibles” para que “quienes violaron la ley penal puedan arrepentirse, reconocer su error y encontrar un proyecto de vida en libertad”.

En tanto, aclaró que “la prisión domiciliaria no es entrar en libertad”, sino que “es estar en prisión con reglas claras que restringen la libertad”, por lo que pidió “dar instrumentos para que la prisión domiciliaria sea una medida alternativa durante el proceso”.