BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
LEGISLATURA PORTEÑA
La Ciudad distinguirá al 34° Encuentro Nacional de Mujeres
La presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, impulsó en la Legislatura porteña un proyecto para que el mismo sea declarado de interés social y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.
9 de octubre de 2019
En el marco del 34° Encuentro Nacional de Mujeres, la presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, impulsó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto para declarar de interés social y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos a esa actividad que se realizará el 12, 13 y 14 de octubre en La Plata.

De esta manera y en el caso de aprobar la medida, el Parlamento se sumará a una serie de organismos que distinguieron a dicho encuentro, entre los cuales se encuentra la Universidad Nacional de La Plata, la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires y la ciudad de Berisso, entre otros.

En los fundamentos de la medida, Muiños explicó que “el Encuentro Nacional de Mujeres es autoconvocado, horizontal, federal, autofinanciado, plural y democrático” y recordó que este año se realizarán 87 talleres y diez conversatorios, charlas, actividades y encuentros vivenciales. Además, se realizará una marcha contra los travesticidios.

“El Primer Encuentro Nacional de Mujeres se realizó en mayo de 1986, en el Centro Cultural San Martín nadie imaginó que sería una cita que año tras año sumaría a miles de mujeres, y desde esa época no pararon”, indicó y precisó que “en el primero fueron cerca de mil mujeres y en el 33° Encuentro de Trelew participaron 65 mil”.

Sobre esa misma línea, consideró que el Encuentro “es un lugar de debate, charlas, reflexión, intercambio de experiencias, que es transversal, horizontal, donde miles de mujeres, colectivos de diversidad sexual, plantean en distintos talleres los problemas por las que se encuentran atravesados, desde la pobreza, la explotación, la discriminación, la violencia y marginación que se sufre por la condición socioeconómica y por la condición de mujer, se aprende entre todas a tejer redes, donde todas las participantes salen enriquecidas por el intercambio de experiencias y descubrir que frente a las prácticas patriarcales vividas en el ámbito público y privado, no están solas”.

“Este año se trabajará para cambiar el nombre al Encuentro, la idea es lograr el cambio de nombre que permita que todas las identidades no binarias y las etnias se encuentren incluidas”, concluyó.

FOTO: Diario Rio Negro