BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 11 de noviembre de 2019
NOTICIAS
Kicillof denunció que Cambiemos “aplicó todas las recetas del manual de la manipulación y el engaño”
En su último acto de campaña, junto a Cristina Kirchner, el candidato a gobernador bonaerense criticó duro a Macri y Vidal. “Cuando lleguemos al gobierno no vamos a estar poniendo excusas o echando culpas”, dijo.
23 de octubre de 2019
El candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, denunció este miércoles que el gobierno de Cambiemos “aplicó continuadamente todas las recetas del manual de la manipulación y el engaño”, y enfatizó: “Cuando lleguemos al gobierno no vamos a estar poniendo excusas o echando culpas”.

Kicillof, quien venció en las PASO a la actual mandataria provincial, María Eugenia Vidal, cerró su campaña con un multitudinario acto en el Paseo del Bosque, en La Plata, acompañado por la expresidenta y candidata a vice, Cristina Kirchner, y la candidata a intendenta local, Florencia Saintout.

El actual diputado del Frente para la Victoria-PJ advirtió que “hemos sido testigos de una enorme desorientación y de la aplicación continuada de todas las recetas del manual de la manipulación y el engaño”.

“La noche después de la elección (del 11 de agosto pasado) yo escuché que nos mandaban a dormir… ¡desde esa noche en la provincia no se durmió absolutamente nadie! ¡Redoblamos el trabajo y el esfuerzo!”, exclamó Kicillof en alusión al discurso que brindó desde su bunker el presidente Mauricio Macri.

Kicillof recordó que “después de eso vino una fuerte devaluación, que hoy está investigando la Justicia si no fue algo provocado”.

“Nos trataron de hacer creer que la economía iba mal por no haber votado al oficialismo; que la economía, que venía de cuatro años de desbarranco y desmanejos, estaba peor porque el pueblo había votado a la oposición. Pero es exactamente al revés: la economía iba mal y castigaron al trabajador, al jubilado, al maestro…”, planteó.



En esta línea, el candidato se refirió a las posteriores marchas del “Sí se puede”: “Volvieron las promesas, estamos de nuevo en 2015… quieren que hablemos de lo que van a hacer, pero hay que recordarles lo que hicieron. El tema no es ‘si se puede’ o ‘no se puede’, el tema es que no se debe sacarle el salario al trabajador, no se debe atacar a los maestros, no se debe abandonar la infraestructura de las escuelas, no se debe culpar a las víctimas del ajuste”.

Sobre la situación de la provincia de Buenos Aires, denunció que fue “arrasada” y que Vidal “deja una deuda de 12.000 millones, el 80% en dólares, y que vence en los próximos cuatro años”.

Además, advirtió, “se cerraron 3.300 pymes industriales y 9.000 comercios”, y “se perdieron 87.000 puestos de trabajo”.

“Cuando lleguemos al gobierno no vamos a estar poniendo excusas o echando culpas. Vamos a trabajar todos los días, gestionando la provincia, porque para eso vota la gente, no para hablar del segundo semestre, de la lluvia de inversiones, de que ‘lo peor ya pasó’ o de la luz al final del túnel”, repasó.

“Sin grieta”

En otro tramo de su discurso, Kicillof apuntó que “mientras transcurrían estos cuatro años, por abajo -tal vez escondido u ocultado por algunos- se estaba gestando un proceso de construcción política que hoy viene a presentarse a una elección a cambiar las cosas, a transformar el país, la provincia y cada uno de los municipios”.

En esa línea, elogió la “visión estratégica y política” y la “generosidad” de Cristina, quien “tenía la llave de la unidad”. “Todos entendimos que los conflictos entre nosotros son los que generan las peores tragedias”, expresó.

El candidato a gobernador resaltó que su campaña “se trató de recorrer, escuchar, compartir, ser solidarios, atender a todos, tender puentes, dar abrazos, cerrar esa maldita grieta que querían crear”.

“Esa grieta no la vi en ningún lado en la provincia de Buenos Aires, no está, es una trampa”, advirtió Kicillof.

Y continuó: “Nos propusimos hacer una campaña sin falsas promesas, sin engaños, sin agresiones, sin campaña sucia. No vale cualquier cosa para conseguir un voto, no somos así los argentinos ni los bonaerenses”.

Además, indicó el diputado, “lo formidable de estos cuatro años fue que nadie bajó los brazos, nadie se fue a su casa, nadie se despolitizó, nadie se ocultó, nadie se escondió”.

Kicillof sentenció que “estamos atestiguando el fracaso del gobierno de Macri y de Vidal”, el cual, dijo, no es solo económico, sino que “fracasó una forma de concebir el gobierno y de gobernar” que trasciende a los gobernantes.

“Nos dijeron que gobernar era apostar al egoísmo, al ‘sálvese quien pueda’; que gobernar iba a ser una cuestión de poner excusas y hacer marketing político. No se puede gobernar el país como una empresa, no se puede decir una cosa y hacer la otra”, subrayó el candidato.

FOTOS: Frente de Todos