BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 10 de diciembre de 2019
NOTICIAS
Fernández convocará a extraordinarias: cuándo fue la última vez que el Congreso sesionó en enero
En el marco de la transición, Sergio Massa comunicó a Emilio Monzó que el presidente electo piensa mantener abierto el Parlamento durante el primer mes del año. Algo poco común, pero no novedoso.
8 de noviembre de 2019
Por Carolina Ramos

Más de uno se sorprendió cuando, este jueves, trascendió que Alberto Fernández convocará a sesiones extraordinarias para el mes de enero. El presidente electo cree que no tiene tiempo que perder y planea que haya actividad en los recintos no solo hasta terminar diciembre, sino también durante el primer mes del año entrante, en pleno verano.

Durante la primera reunión de la transición en Diputados, el futuro presidente de la cámara, Sergio Massa, le comunicó al actual, Emilio Monzó, que la intención de Fernández es prorrogar ordinarias y convocar a extraordinarias para enero, con el fin de avanzar con las que serán las primeras leyes de su gestión.

Fuentes confiables confirmaron que, además del Presupuesto 2020, el presidente electo quiere avanzar con la creación de dos herramientas para su esquema de gobierno: los consejos Económico y Social, y de Seguridad. También se debatirían el reperfilamiento de la deuda y el plan “Argentina contra el Hambre”, entre otros temas.

Lo cierto es que la última vez que el Congreso sesionó en enero fue ni más ni menos que en 2002, tras el estallido social de fines del año anterior y en el marco de la salida del régimen de convertibilidad. Así lo indican los registros de la Dirección de Información Parlamentaria del Congreso, consultados por parlamentario.com.

El 1ro. de enero de 2002, en el recinto de la Cámara de Diputados, la Asamblea Legislativa tomó juramento a Eduardo Duhalde, quien asumió en lugar del presidente interino, Eduardo Camaño, para terminar el mandato de Fernando De la Rúa.

Esa sesión inició cerca de las 18 y terminó a la medianoche. Gracias a un acuerdo entre la UCR y el PJ, Duhalde fue avalado con 262 votos a favor, 21 en contra y 18 abstenciones, para acceder a un mandato hasta el 10 de diciembre de 2003, cuando asumiría Néstor Kirchner.



La Cámara baja también sesionó ese año los días 5, 23 y 30 de enero, mientras que el Senado lo hizo los días 4, 6, 18 y 24. En total fueron siete sesiones extraordinarias en el mes de enero, a tono con un contexto de fuerte incertidumbre y la necesidad de salir de la crisis económica, política y social de 2001.

¿Qué leyes se aprobaron ese mes? La primera fue el fin de la convertibilidad, a través de un proyecto que fue sancionado el 7 de enero en el Senado, horas después de su aprobación en Diputados. La iniciativa declaró la emergencia económica, pesificó las tarifas de los servicios públicos y las deudas por créditos hipotecarios de hasta 100.000 dólares.

Asimismo, tras una sesión de 12 horas, Diputados convirtió en ley el 24 de enero la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central, que facultó a la entidad monetaria a regular la cantidad de dinero y crédito y a dictar normas cambiarias, monetarias y financieras, recuperando el poder de dictar la política monetaria, que había sido imitado durante la convertibilidad.

Por último, en la madrugada del 31 de enero de 2002, Diputados sancionó la Ley de Quiebras, que suspendió por 180 días las ejecuciones hipotecarias y prendarias y dispuso la pesificación uno a uno de las deudas no bancarias de hasta 100.000 dólares originadas en la compra de vivienda familiar y única, y de hasta 30.000 dólares para refacción o ampliación de hogar.

Pero 2002 no fue el único año donde las cámaras sesionaron en enero. En 1984, en pleno inicio del retorno a la democracia, hubo 11 sesiones extraordinarias ese mes -7 en Diputados y 4 en el Senado-, y se sancionó entre otras la ley que habilitó la revisión de condenas dictadas por tribunales militares contra civiles.

El Congreso también sesionó en enero -en ambas o alguna de las cámaras- en los años 1985, 1988, 1990, 1991 y 1995, es decir, durante las presidencias de Raúl Alfonsín, y Carlos Menem. Después de la febril actividad de principios de 2002, el Parlamento no volvió a abrir sus puertas en el primer mes del año.