BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 12 de diciembre de 2019
NOTICIAS
El Senado aprobó el proyecto peronista condenando el “golpe” en Bolivia
El resultado fue de 29 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones, con una “colaboración” final de varios oficialistas que tuvieron que cambiar el sentido de su voto para evitar que cayera la sesión. En la resolución se le solicita al Gobierno argentino que se pronuncie en contra del “golpe” que “ha interrumpido el orden democrático y constitucional”.
13 de noviembre de 2019
El Senado aprobó este miércoles con 29 votos positivos, 8 negativos y 4 abstenciones el proyecto impulsado desde el peronismo que expresa su “más enérgico repudio al golpe de Estado perpetrado en el Estado Plurinacional de Bolivia contra el Gobierno democráticamente electo del presidente Juan Evo Morales Ayma”.

Al momento de la votación, el tablero en el recinto marcó sólo cuatro abstenciones, pero esto se debió a que con diez senadores absteniéndose no se lograba obtener el quórum necesario para desarrollar la votación. Por eso cambiaron su abstención por el rechazo los senadores Roberto Basualdo, Alfredo De Angeli, Gladys González, Humberto Schiavoni, Silvia Elías de Pérez y Silvia Giacoppo, aunque quedó constancia de que su voluntad política fue la de abstenerse.

En la declaración consensuada por el cuerpo de la Cámara alta exhortan al Poder Ejecutivo a que “en virtud del quiebre democrático ocurrido en el hermano país, conceda asilo a cualquier integrante del gobierno encabezado por Evo Morales que así lo solicitara, a fin de garantizar la protección de su vida, su libertad y su integridad, y la de su familia”.

Al inicio de la sesión el presidente del bloque Justicialista, Carlos Caserio, señalo que “la actitud de los militares bolivianos ha sido de sedición, que en algún momento la democracia de Bolivia tendrá que juzgar, nadie puede interrumpir un mandato ni pedirle a un presidente electo que renuncie”, precisó y señaló que “Evo Morales debió renunciar por determinadas circunstancias: las amenazas personales sobre su vida y la de su familia, además por la responsabilidad de evitar cualquier derramamiento de sangre del pueblo boliviano”.

A la vez que el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y senador de Cambiemos, Julio Cobos, manifestó que “en este afán de respetar la voluntad popular también tenemos que respetar la voluntad popular de los procesos eleccionarios y me parece que todo este conflicto se origina en Bolivia por algo que quizás contagia a algunos presidentes de eternizarse en los cargos”.

Por su parte la senadora de la alianza Cambiemos Laura Rodríguez Machado indicó que “siempre son repudiables los golpes de estado pero también lo son los fraudes realizados contra la voluntad popular, los haya realizado el que sea, así haya hecho antes un buen Gobierno” y consideró que “una sola vez que se haga fraude contra su pueblo, hecha por la ventana todas las cosas buenas que se hayan podido hacer con anterioridad”.

Al mismo tiempo que el presidente del bloque Proyecto Sur-Unen, Pino Solanas, advirtió que “no se puede entender la situación de Bolivia sin el componente racial; los blancos y mestizos le cobraron la factura a los indígenas y a los pueblos originarios: esta es una revancha racial”.

Mientras que Marcelo Fuentes (FpV-PJ) cuestionó duramente la gestión del canciller Jorge Faurie al señalar que la situación en Bolivia “no es un tema menor, la indignación es muy grande y es un digno fin de un ciclo de política exterior caracterizada por una mezcla de ‘tilinguería’ que un canciller cuya ineptitud para el cargo ha quedado evidenciada a todas luces”.

Además la senadora nacional por San Luis, Eugenia Catalfamo, fue categórica al enfatizar la “la bochornosa actitud que tuvo la Cancillería argentina que, siguiendo órdenes del presidente Mauricio Macri, no condenó el golpe de Estado sufrido en el país vecino. Lamentablemente, en este caso el Presidente de la Nación tampoco pudo ver las cosas con demasiada claridad”.

Durante la sesión la senadora del Frente Progresista María Magdalena Odarda señaló que “Evo Morales no está solo, América Latina y el mundo están con él” y advirtió que “atacaron a un gobierno progresista que desarrolló un programa económico y social que transformo a Bolivia y la convirtió en el país de mayor crecimiento en la región. Mientras en Bolivia mejoran todos los indicadores sociales, en Argentina crece la pobreza, la desocupación, la inflación, la deuda y la desigualdad”.

FOTOS: COMUNICACION SENADO