BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 13 de diciembre de 2019
NOTICIAS
Con la presencia de Fernández, el Frente de Todos consagró a Máximo K. presidente del bloque
El presidente electo encabezó la primera reunión del Frente de Todos, que tendrá al menos 120 diputados. Pidió que la bancada “sea un lugar de debate, no de obediencia”, elogió la militancia del líder de La Cámpora y dijo que "esta unidad era incompleta si Massa no estaba”.
3 de diciembre de 2019
Por Carolina Ramos

Con la presencia estelar de Alberto Fernández, Máximo Kirchner fue consagrado este martes como presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, que tendrá al menos 120 integrantes. Fue durante una reunión a puertas cerradas en el Anexo C de la Cámara baja, donde el presidente electo dedicó elogios al líder de La Cámpora y resaltó la unidad lograda en la bancada.

El encuentro -donde participaron diputados actuales y electos- fue la primera foto de un bloque que incorporó finalmente a los siete diputados Frente Cívico por Santiago -en espejo con la alianza alcanzada en el Senado- y a los tres puntanos de Unidad Justicialista. Con esas bancas, sumadas a las 110 propias, el nuevo oficialismo quedará cerca del quórum propio.

La reunión sirvió además como despedida de Agustín Rossi, que este viernes será confirmado como ministro de Defensa. “Lamento robarles un presidente de bloque, pero lo necesitamos”, aseguró Fernández entre aplausos, y agregó que a pesar de su decisión de no repetir nombres en el Gabinete, “hay algunos que hacen mucha falta y Agustín es uno de esos casos”.



El presidente electo habló durante 20 minutos y ensalzó a Máximo Kirchner. “Ya no es un chico, es un hombre hecho y derecho, y ha tenido dos padres espléndidos”, resaltó, y añadió que “heredó lo mejor de Néstor: prestarle atención a todos. Para él no hay dirigentes más o menos importantes, hay compañeros”.

Sentado a su derecha, Massa también recibió elogios de Fernández, quien destacó su paso por la ANSES y su intendencia en Tigre. “Siempre seguimos hablando. Alguna vez nos encontramos, otra nos desencontramos, pero Sergio es, de esa generación, el que más se preparó para ser presidente, y la Argentina le va a dar la oportunidad”, afirmó el presidente electo, y resumió: “Esta unidad era incompleta si Sergio no estaba”.



Durante la reunión no se habló de estrategia legislativa ni de la agenda de extraordinarias, pero Fernández expresó su deseo de asistir a las reuniones de bloque de forma periódica, para “que sea un diálogo de ida y vuelta”. A su vez, le dio un mandato a Máximo: “Que el bloque sea un lugar de debate, no de obediencia”.

Fernández alentó a los diputados a “plantear sus diferencias” pero en el marco de la unidad, la cual, consideró, “habla de la comprensión de que tenemos que enfrentar el tiempo que se viene juntos, a veces cediendo posiciones, porque en la unidad está nuestra mayor fortaleza”.

“Hemos logrado una unidad donde todos estamos convencidos de lo que la Argentina necesita”, sostuvo el mandatario electo, y continuó: “Esto no hubiera sido posible si Cristina no hubiera tenido la generosidad que tuvo. Su presencia era central para determinar el resultado”.

Fernández insistió en que el bloque de diputados será “una pieza central para este gobierno” y aseguró: “Soy uno más del colectivo. Necesito la ayuda y el compromiso de todos y cada uno de ustedes”. “Durante cuatro años nos dijeron ‘no vuelven más’, pero aquí volvimos para ser mejores”, dijo, en uno de los pasajes más aplaudidos.

Por último, se permitió cerrar parafraseando al expresidente Raúl Alfonsín: “Dentro de cuatro años, vamos a demostrar que Alfonsín tenía razón: con la democracia se come, se cura y se educa”.

A los 120 diputados que integrarán el Frente de Todos podría sumarse Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino. Si bien había transcendido que la neuquina se aliaría al representante de Alberto Weretilneck, Luis Di Giácomo, el rionegrino finalmente se sumó a otro interbloque, que se dio en llamar “Unidad Federal para el Desarrollo”.