BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 13 de diciembre de 2019
NOTICIAS
Camaño se alió a los cordobeses de Schiaretti y habrá un nuevo interbloque
Los bloques Consenso Federal y Córdoba Federal formalizaron un acuerdo y, sumados a otros diputados, conformarán una bancada de 10 miembros, que presidirá “Bali” Bucca.
4 de diciembre de 2019
Por Carolina Ramos

Con el objetivo de asomar en medio de la grieta, el bloque Consenso Federal -encabezado por la reelecta Graciela Camaño- y los cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti formalizaron este martes un nuevo interbloque que tendrá diez integrantes y será presidido por Eduardo “Bali” Bucca, excandidato a gobernador bonaerense.

“Buscaremos cerrar la grieta, generar un equilibrio y contribuir a la gobernabilidad”, señalaron los integrantes de la flamante bancada, denominada “Interbloque Federal”, y adelantaron que serán una oposición “racional”, en un recinto que estará dominado por dos grandes espacios, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

¿Quiénes integrarán el nuevo interbloque? Junto a Camaño se sumó Alejandro “Topo” Rodríguez en representación de Consenso Federal, mientras que por Córdoba Federal estarán Carlos Gutiérrez -jefe del bloque-, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez.

Márquez asumirá finalmente en reemplazo del intendente electo de Córdoba, Martín Llaryora, tras haber presentado un amparo en la Justicia reclamando que la Ley de Paridad de Género no se aplicara retroactivamente, en cuyo caso debía asumir Héctor Muñoz.

El interbloque se completará con dos representantes del bloque Justicialista -Bucca y el salteño Andrés Zottos-; el socialista Enrique Estévez; y Luis Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social. Bucca sugirió que la bancada podría ampliarse, aunque evitó dar nombres.

De esta manera, el Interbloque Federal y el de “Unidad Federal para el Desarrollo” -creado este mismo martes y liderado por el mendocino José Luis Ramón- serán, como anticipó parlamentario.com, los dos conjuntos que podrían marcar la diferencia en las votaciones, y a su vez se convertirán en las claves del quórum, que el Frente de Todos no tiene asegurado por sí solo.