BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 19 de agosto de 2019
NOTICIAS
Aprueban Ganancias para jueces y Bienes Personales
La Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado un proyecto de ley que obliga a pagar el impuesto a las Ganancias a los magistrados y funcionarios judiciales, que en la actualidad se encuentran exentos del tributo en virtud de una acordada de la Corte Suprema de Justicia.
11 de abril de 2002
El dictamen elaborado por las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Justicia fue modificado en el tratamiento en particular para incluir en los alcances del proyecto al personal de los tribunales de cuentas y fiscales nacionales y provinciales.

Además, el plenario legislativo sancionó una modificación al impuesto de bienes personales que extiende a los accionistas de empresas extranjeras con domicilio en el exterior la obligación de pagar el gravamen a la riqueza. Los diputados votaron un proyecto para que los jueces estén obligados a pagar el impuesto a las ganancias sobre sus remuneraciones, con el fin de poder tener una recaudación adicional de 100 millones de pesos.

La iniciativa fue aprobada por amplia mayoría y en todos los discursos pronunciados por los diputados se hizo hincapié en la necesidad de una equidad de los funcionarios judiciales y el resto de los ciudadanos y de "eliminar manifiestas desigualdades". Así lo expresaron cuando hicieron uso de la palabra las justicialistas Elsa Correa y María del Carmen Falbo, el radical Miguel Guiberguia, la frepasista Nilda Garré, la arista Marcela Rodríguez y el izquierdista Luis Zamora.

El proyecto aprobado establece que "todas las ganancias obtenidas por los magistrados y funcionarios judiciales y del ministerio público, incluidas las retribuciones por todo concepto, logradas por sus respectivas funciones, quedan sujetas al gravamen que establece la ley de Impuesto a las Ganancias". Por otro lado, la Cámara de Diputados votó un proyecto de modificación del impuesto a los bienes personales para obligar a los accionistas con domicilio en el exterior a pagar el impuesto a las ganancias, con el fin de recaudar más de 200 millones de pesos.