BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 19 de noviembre de 2019
NOTICIAS
La obesidad tendrá su ley
Diputados sancionará definitivamente la reclamada ley de Obesidad en la próxima sesión del miércoles 4 de junio.
31 de mayo de 2008
"Ya está! sale...". Así confirmó el titular de la Comisión de Salud de la Cámara baja, Juan Sylvestre Begnis, sobre el destino de la ley de Obesidad.

Por lo tanto, como había adelantado Parlamentario.com, la conocida como ley de Obesidad, denominada Ley de Trastornos Alimentarios, será ley definitivamente este miércoles 4 de junio.

En la última sesión, la Cámara baja aprobó el pedido de preferencia para ser tratado en el recinto en la próxima vez que los diputados ocupen sus bancas.

Al parecer, este miércoles están dadas las condiciones políticas para una nueva sesión y el proyecto, que cuenta con media sanción del Senado, será ley.

No fue fácil el camino de la iniciativa que nació en el Senado. Luego de idas y vueltas y varias demoras, el proyecto de ley sobre trastornos alimentarios logró dictamen en una sesión extraordinaria de la Comisión de Salud.

Como ese despacho está listo, el tema será tratado en la próxima sesión de Diputados y según adelantó Gobarcz "a pesar de que varios diputados hemos hecho algunas observaciones, hemos arribado a un consenso bastante amplio como para que la ley se vote sin modificaciones para que no tenga que volver al Senado".

El proyecto en cuestión crea un Programa Nacional para los trastornos alimentarios, incorpora la Educación alimentaria nutricional en todos los niveles del sistema educativo y obliga a las obras sociales y prepagas a la cobertura de los tratamientos nutricionales, psicológicos, clínicos, farmacológicos y quirúrgicos. Además, incluye otras medidas de control en la comercialización de alimentos, particularmente en comedores y quioscos escolares.

El diputado Leonardo Gorbacz explicó que "buena parte de los diputados de la comisión hubiésemos preferido que una misma ley no incluyera obesidad junto con anorexia y bulimia, porque son patologías distintas que requieren medidas muy diferentes, pero priorizamos la necesidad de que haya una respuesta de una vez por todas, y esta ley contiene lo esencial. No es posible que ante la epidemia de la obesidad no tengamos ya una política de prevención y un esquema que garantice la asistencia", aunque advirtió que "la ley no va a traer soluciones mágicas y las cirugías, hay que decirlo muy claro, sólo pueden ayudar en algunos casos muy puntuales, lo central es la accesibilidad a una alimentación equilibrada y la educación de la población".

La diputada del PRO Paula Bertol votó en disidencia, igual que la legisladora del Partido Renovador salteño Mónica Torfe.

Luego ambas aclararon su voto de este tema tan particular. Bertol aludió a que "si votamos una ley, hagamoslo bien de una vez y no tener que aprobar otra ley para corregir esta".

En tanto, Torfe aclaró que "la problemática de la obesidad no debe ser abordada en forma conjunta con la bulimia y la anorexia por ser éstas consideradas trastornos particularmente psíquicos que se expresan a través de la alimentación y que requieren, en consecuencia, políticas de acceso a una asistencia en salud mental que sea interdisciplinaria y de calidad”.

En este sentido, la inclusión de la Bulimia y Anorexia junto a Obesidad, tampoco Sylvestre Begnis está de acuerdo, pero el oficialismo optó por aprobar este proyecto que viene del Senado para "sacarse de encima un peso mediático" y cumplir con la advertencia de la senadora, titular de la Comisión de Salud del Senado, Hayde Giri: "Si la ley vuelve, no sale más".