BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
Diferencias peronistas por proyecto para que caduquen todos los mandatos
El proyecto de caducidad de los mandatos electivos en los próximos comicios que presentó un grupo de diputados justicialistas y que se discutirá hoy en sesión especial provocó un áspero debate durante la reunión de la bancada oficialista.
6 de junio de 2002
La reunión se realizó en el despacho del jefe de la bancada justicialista en la Cámara baja, el cordobés Humberto Roggero, y fue el tucumano José Ricardo Falú quien se encargó de defender el proyecto, señalando que el mismo apunta a "devolver" los cargos y pedirle a los ciudadanos un nuevo voto de confianza, luego del descrédito en que quedaron sumidos los dirigentes políticos, según confiaron voceros de la bancada.

Los diputados justicialistas protagonizaron hoy un fuerte altercado interno donde se intercambiaron acusaciones mutuas Falú y el menemista Ricardo Quintela, quienes casi llegaron a las manos, confiaron voceros del PJ.

El proyecto de caducidad de los mandatos para promover una renovación total del cuerpo legislativo no sólo cosechó críticas de la mayoría de los diputados del justicialismo, sino un rechazo absoluto del bloque radical, lo cual hará naufragar la sesión especial convocada para hoy.

El secretario general del bloque de la UCR, Mario Capello, anticipó el "rechazo frontal" del radicalismo y dijo que los autores "por una cuestión de ética y decoro, lo mínimo que tendrían que hacer es presentar su renuncia" a su banca.

Las críticas dentro del justicialismo no sólo están en el tenor del proyecto sino en que el heterogéneo grupo "Talcahuano" -por el lugar de reunión en una oficina cercana al Congreso- se haya lanzado a pedir una sesión especial sin que se hubiera producido un debate en el bloque o al menos una consulta previa con sus autoridades.

Para poner paños fríos y buscar una conciliación interna, el presidente del bloque Humberto Roggero, pidió a los autores del proyecto que levanten la sesión especial y se comprometió a realizar un debate sobre el proyecto, pero esta propuesta fue rechazada y se mantuvo la convocatoria a esta reunión plenaria del cuerpo.

La áspera discusión en el justicialismo sucedió en la reunión de bloque cuando el tucumano Roque Alvarez criticó con dureza a Falú, a quien acusó de "demagógico" por presentar un proyecto "marketinero" y adelantó la presentación de un proyecto para impedir a los que se hayan pronunciado por la caducación de su mandato que se presenten en las próximas elecciones. Horas después Alvarez, junto a Irma Roy, Enrique Tanoni y José Mirabile, presentó su iniciativa donde establece la imposibilidad de ejercer todo cargo público a quienes se encuentren en el ejercicio de sus mandatos y que voluntariamente hayan declarado la caducidad de los mismos.

También el menemista Quintela presentó un proyecto de declaración para que los legisladores que han promovido las renuncias masivas "pongan a disposición de este cuerpo en forma inmediata la renuncia a sus mandatos, dado que éste es un mecanismo ya previsto en nuestro sistema constitucional".

El momento más tenso se vivió cuando Falú señaló que con su propuesta estaba "interpretando un reclamo de la sociedad" aunque reconoció que no se sentía "representantivo de la sociedad", lo que generó un ácido reproche de Ricardo Quintela, quien le respondió "si vos no te sentís representativo de la sociedad renunciá ya mismo". En este tramo de la discusión, Quintela y Falú intercambiaron insultos y estuvieron a punto de dirimir sus diferencias a los golpes, pero el llamado a la cordura desde la conducción del bloque impidió que pudiera materializarse la pelea.

Falú contó con una defensa cerrada de su colega Gerado Conte Grand, quien señaló que los diputados "tienen un nivel de cuestionamiento que no pueden ir a ningún lado sin recibir insultos", según reveló una fuente.

A todo esto, los ocho senadores rebeldes del justicialismo reclamarán hoy al Gobierno nacional la fijación de un cronograma electoral anticipado y expresarán su apoyo a los proyectos legislativos tendientes a renovar todos los mandatos.

Un portavoz de los justicialistas disidentes que se negaron a votar junto a sus compañeros el jueves pasado la derogación de la Ley de Subversión Económica, anticipó ayer que hoy darían a conocer una declaración en la que anunciaría la constitución de un subloque.

Pero el mismo informante del grupo que integran entre otros la santacruceña Cristina Fernández de Kirchner, el riojano Jorge Yoma y el entrerriano Jorge Busti, dijo hoy que el comunicado será dado a conocer hoy. Según anticipó, la declaración apoyará la modificación de la Ley de Acefalía y la revocación de todos los mandatos para dar pie a una renovación total de los cargos electivos.

En el plano interno, la declaración de los ocho senadores disidentes ratificará su pertenencia justicialista, rechazará todo intento de sancionar la indisciplina exhibida en el recinto ante la derogación de la Ley de Subversión Económica y reivindicará la posibilidad de disentir, así como la libertad de conciencia.