BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 20 de noviembre de 2019
NOTICIAS
Senadores rebeldes dejarían hoy el bloque radical
El bloque de senadores radicales quedaría fracturado hoy, si el grupo de cuatro senadores "rebeldes" formaliza su alejamiento de la bancada que conduce Carlos Maestro por las diferencias que mantienen sobre la continuidad del acuerdo con el Gobierno nacional.
11 de junio de 2002
Se trata de los legisladores Rodolfo Terragno (Capital Federal), Juan Carlos Passo (La Pampa) y los jujeños Gerardo Morales y Mónica Arancio de Beller, quienes la semana pasada quedaron con un pie afuera del bloque al cuestionar la conducción que encabeza el chubutense Maestro. Este grupo reclamó el jueves pasado la expulsión de la rionegrina Amanda Isidori por haber facilitado la derogación de la ley de Subversión Económica al retirarse del recinto por pedido de su gobernador, Pablo Verani.

Terragno confirmó que su alejamiento del bloque radical es una "decisión definitiva", pero se excusó de informar si constituirá una nueva bancada junto a los otros tres legisladores disidentes de la Unión Cívica Radical (UCR).

Terragno planteó fuertemente sus diferencias con la estrategia parlamentaria y política del radicalismo frente al gobierno de Eduardo Duahalde, luego de que la conducción de su bloque decidió facilitar la derogación de la Ley de Subversión Económica. Coincidieron con Terragno en esa posición crítica el pampeano Juan José Passo y los jujeños Gerardo Morales y Mónica Arancio de Beller.

Antes de retornar a su provincia, el viernes pasado, Morales consideró "sumamente difícil" una recomposición de la situación interna planteada luego del enfrentamiento producido cuando los cuatro disidentes reclamaron una sanción para su correligionaria Amanda Isidori.

Isidori abanonó el recinto poco antes de que se votara el proyecto de ley de derogación de la Ley de Subversión Económica reclamada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), con lo cual permitió que se produjera un empate en 34 votos y que fuera desequilibrado por el presidente del Senado, Juan Carlos Maqueda, en favor de la posición justicialista de eliminar la norma.