BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de julio de 2019
NOTICIAS
El bloque de la UCR en el Senado se partió en tres
El bloque de senadores radicales quedó fracturado en tres sectores al dividirse en dos partes iguales el grupo de cuatro senadores "rebeldes" que la semana pasada había cuestionado la conducción que ejerce el chubutense Carlos Maestro.
12 de junio de 2002
A partir de ahora, los jujeños Gerardo Morales y Mónica Arancio de Beller conformarán el denominado bloque Frente Cívico Jujeño, mientras que el porteño Rodolfo Terragno y el pampeano Juan Carlos Passo harán lo propio con otra bancada, cuyo nombre sería "radicalismo independiente".

Ambos sectores comunicaron su separación con sendas cartas que entregaron esta tarde a Maestro durante la reunión que el bloque radical celebró en el segundo piso de la Cámara alta.

Si se tiene en cuenta que los dos senadores catamarqueños llegaron a sus bancas de la Cámara alta en las boletas del Frente Cívico de esa provincia, la bancada estrictamente integrada por legisladores de la Unión Cívica Radical quedó reducida a 17 integrantes.

Los dos nuevos bloques intentarán coordinar un interbloque con el Frente Cívico y Social de Catamarca, lo cual sumaría seis votos que podrían coincidir en los proyectos y en las votaciones, dijeron fuentes de ambas bancadas. Las disidencias con la conducción del bloque comenzaron a expresarse poco después de que asumiera la presidencia de la Nación, Eduardo Duhalde, como producto de una alianza con el justicialismo, asentada centralmente en el radicalismo bonaerense.

Media docena de legisladores comenzaron a cuestionar un par de meses atras el apoyo "acrítico" del radicalismo a los proyectos del gobierno y la primera manifestación de las diferencias fue la renuncia de Passo a la vicepresidencia del bloque de senadores de la UCR. Pero la gota que colmó el vaso de agua resultó ser la derogación de la Ley de Subversión Económica, reclamada por el Fondo Monetario Internacional, cuya sanción fue facilitada en la cámara alta por el bloque de la UCR.

Los ocho senadores justicialistas rebeldes anunciaron su decisión de conformar un subloque, pero los disidentes radicales se partieron de la bancada madre en dos nuevos bloques: los jujeños respondieron a la realidad de su provincia y conformaron un bloque del Frente Cívico, en tanto Terragno y Passo crearon la bancada del Radicalismo Independiente.

Unos y otros comunicaron la ruptura al chubutense Maestro y la conformación de las nuevas bancadas a las autoridades de la cámara, pero advirtieron que la fractura del bloque no implica el abandono de las filas partidarias. Por el contrario, los jujeños informaron a Maestro su decisión de acudir a fin de mes a Huerta Grande (Córdoba), a la reunión del c7omité nacional de la UCR con legisladores de todo el país.

Cuando los disidentes reclamaron la semana pasada una sanción contra Isidori, por su abandono del recinto antes de votar la Ley de Subversión Económica, en solidaridad con la posición de su gobernador, Pablo Verani, se produjo en el seno del bloque una ácida discusión.

Después que los disidentes se enteraron que su correligionaria no sería sancionada y que ellos habían sido sentados en cambio en el banquillo de los acusados, anticiparon a sus correligionarios que se irían del bloque.

Fue entonces cuando -según coincidieron dos disidentes- Raúl Alfonsín les advirtió que si insistían en dejar el bloque serían expulsados.

El vicepresidente del Comité Nacional del radicalismo, Juan Manuel Casella, advirtió que la decisión de Rodolfo Terragno de alejarse del bloque de senadores nacionales de la UCR podría "deteriorar" la identidad partidaria.

Casella sostuvo además que "cualquier actitud de ratificación de la identidad partidaria no se ve favorecida por divisiones de bloque", al hacer referencia a la decisión de Terragno, de Juan Carlos Passo, Gerardo Morales y Mónica Arancio de alejarse de la bancada de senadores de la UCR. El vicepresidente de la UCR consideró que "el disenso debe plantearse dentro del bloque" y sostuvo que "la eficacia de un político no consiste en irse sino en convencer", al señalar que "si Terragno cree en esa postura debe convencer que su reclamo es legítimo".

Recordó además que "la línea política del Comité Nacional, que ha sido enunciada, sostiene su respaldo a las instituciones desde la independencia de la UCR con respecto al gobierno".