BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 15 de julio de 2019
NOTICIAS
Oposición legislativa al tratado con Australia
Trece diputados del justicialismo expresaron su rechazo a la ratificación del acuerdo entre Argentina y Australia sobre cooperación de Usos Pacíficos de la Energía Nuclear, porque afirman que habilita el ingreso de residuos peligrosos al país.
17 de junio de 2002
La postura contraria a este convenio fue expresada a través de una nota enviada a la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto que fue redactada por la santacruceña Mónica Kuney y respalda por sus colegas del PJ, la riojana Griselda Herrera, los entrerrianos Julio Solanas y Blanca Osuna, y los puntanos José L'Huiller y María Torrentegui También rubrican la nota los legisladores del PJ, la pampeana Marta Osorio, el fueguino Miguel Baigorria, la santafesina Irma Foresi, la correntina Cecilia Cabañas, la cordobesa Alicia Narducci, la misionera Celia Isla, y Nélida Morales.

El acuerdo fue sancionado por el Senado y un plenario de comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Recursos Naturales está evaluando la viabilidad de emitir un dictamen favorable a este tratado, que ha dividido las aguas en el justicialismo y en el radicalismo.

Los diputados argumentan que debe ser rechazado el tratado entre Argentina y Australia porque habilita el ingreso de residuos radiactivos que está vedada por la Constitución Nacional cuando dice en su artículo 41 que se "prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos y de los radioactivos".

Nuevos senadores buscan diferenciarse de sus antecesores

(11/12/01).- En un intento por diferenciarse de sus antecesores, los integrantes del "nuevo Senado" se comprometieronaaprobar mañana un proyecto que deja en firme el descuento del 13 por ciento para los empleados de la Cámara, y adelantaron su voluntad de anular la rejerarquización del InstitutoFederal de Estudios Parlamentarios (IFEP).

En su primera sesión y con el propósito de mejorar la imagen pública del cuerpo, los legisladores tienen previsto aprobar además la formación de una comisión especial que analice el achicamiento de los gastos de cuerpo, entre ellos la reducción del número de comisiones legislativas.

Con el propósito de asegurar la sanción de las nuevas medidas, el titular del Senado, Ramón Puerta, mantuvo ayer reuniones por separado con los distintos jefes de bancada, entre ellos el justicialista José Luis Gioja y el radical Carlos Maestro, quienes se mostraron de acuerdo con las iniciativas.

Tras esas reuniones los legisladores decidieron que la disposición que rechazaba el recorte, votada hace diez días por los senadores que concluyeron sus mandatos el domingo, será dada de baja por otra resolución del cuerpo. De esta forma, el nuevo Senado volverá a la política de recortes de haberes al personal dispuesta a mediados de agosto en el marco del cumplimiento de la Ley de Déficit Cero.

Lo que se intenta es disminuir la cantidad de comisiones, que pasarían de las 51 actuales a 30, y el mecanismo de trabajo, ya que la mayoría se realizan a puertas cerradas, lo que genera que los correspondientes dictámenes se firmen en los despachos de los senadores, o en el recinto durante las sesiones. Además, se dejará sin efecto la rejerarquización del IFEP (Instituto Federal de Estudios Parlamentarios), un organismo de aproximadamente 30 empleados, cuyo personal jerárquico consiguió en la sesión del 28 de noviembre un ascenso de categoría para pasar a rango de prosecretaría.

El miércoles también se realizará el sorteo para determinar el tiempo de mandato de los nuevos senadores, que divididos por tercios, durarán dos, cuatro y seis años en sus cargos.

Otras medidas que se tomarían serían la eliminación de la Secretaria de Acción Social, encargada de llevar adelante políticas en la materia, que, según voceros de Puerta "se superpone con la tarea del Ministerio de Desarrollo Social". Además se intentará disminuir la planta de personal, comenzando por los transitorios, que pasarían de los 800 actuales a aproximadamente 500, y a continuación la planta permanente que oscila en 1800 empleados.

En este sentido, la Fundación Poder Ciudadano le presentó ayer a Puerta y a los restantes integrantes del cuerpo una serie de objetivos que pretenden para que el nuevo Senado no se asemeje en nada al que terminó su mandato el 9 de diciembre. Entre los reclamos de Poder Ciudadano se cuenta la de las declaraciones juradas de todos los integrantes, la trasmisión en vivo de las sesiones del cuerpo, la capacitación permanente de los asesores y la publicación del censo de personal que trabaja en la Cámara.

En un ítem destacado se requiere "la asistencia semanal de los legisladores a las reuniones de comisión y sesiones ordinarias" y pide que "el incumplimiento injustificado debería tener una sanción en la remuneración".

La primera sesión del "nuevo Senado" fue convocada para mañana miércoles a las 15 y en ella tiene previsto jurar en el cargo el ex presidente Raúl Alfonsín, quien no asistió a la ceremonia de jura conjunta realizada el 29 de noviembre pasado.

Mañana también se procederá a realizar el sorteo que determinará que senadores durarán dos años en sus cargos, quienes cuatro y quienes completarán el mandato de seis años.