BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 18 de julio de 2019
NOTICIAS
Críticas y elogios por la decisión de Alfonsín
El presidente del bloque de senadores radicales, Carlos Maestro, ratificó que tras la renuncia del ex presidente Raúl Alfonsín a su banca de senador nacional por la provincia de Buenos Aires, la UCR seguirá apoyando al gobierno de Eduardo Duhalde.
26 de junio de 2002
Maestro dijo que tanto su bancada, como la de diputados y las estructuras partidarias continuarán apoyando la decisión de acompañar al "gobierno de transición" de Duhalde, porque existe consenso mayoritario en ese sentido.

"La renuncia es una cuestión privativa y personal de Alfonsín, pero tiene un componente político importantísimo y es un hecho de significación", afirmó Maestro en diálogo con la prensa minutos antes de iniciarse la reunión del bloque de senadores radicales, en la que se analizó la renuncia del ex presidente. En ese sentido, el jefe de los senadores de la UCR intentó bajarle el perfil a la decisión de Alfonsín al asegurar que la dimisión no lo sorprendió porque "ya lo venía conversando en el bloque" con antelación.

Sin embargo, Maestro se preocupó por destacar que la UCR "no está fracturada", aunque reconoció que existe "una gran dispersión de ideas", en referencia a la separación de cuatro senadores de la bancada que preside hace poco menos de un mes.

"Alfonsín es muy responsable y ustedes se habrán dado cuenta de que siempre es el primero en llegar junto conmigo", dijo Maestro poco antes de comenzar la primera reunión de bloque. Maestro admitió sin embargo que Alfonsín se sintió "molesto" por "la actitud descomedida" de Rodolfo Terragno, quien consideró "una inconducta del radicalismo" la posición de esa bancada al facilitar al justicialismo la derogación de la Ley de Subversión Económica.

Precisamente Terragno aseguró que la renuncia de Raúl Alfonsín a su banca en la Cámara alta "exhibe el fracaso del seguidismo del radicalismo al gobierno".

Terragno visitó la sala de periodistas del Senado a pedido de los cronistas parlamentarios luego que el presidente de la bancada radical, Carlos Maestro, revelara que Alfonsín se había sentido molesto por las imputaciones de "inconducta" formuladas por el senador porteño a la conducción del bloque. El ex ministro del gobierno de Alfonsín y de Fernando de la Rúa cuestiona el apoyo del radicalismo al gobierno de Eduardo Duhalde porque "no puede ser que la UCR esté de acuerdo cuando el presidente dice que se van a devolver los depósitos en dólares y también cuando se anuncia que serán devueltos en pesos, cuando fue eliminado el cram down de la ley de quiebras y cuando se lo reimplantó".

El ex presidente es precisamente uno de los sostenedores del acuerdo con el justicialismo para apoyar a un gobierno surgido de una coalición parlamentaria en una situación de emergencia y luego del fracaso de la administración de Fernando de la Rúa.

¿Usted piensa que sus críticas por la estrategia parlamentaria de la UCR frente a la Ley de Subversión Económica fueron el detonante de la renuncia de Alfonsín?, se le preguntó, a lo que Terragno respondió: "Yo pienso que Alfonsín fue el detonante de mi salida del bloque".

El presidente del Comité Nacional de la UCR, Angel Rozas, dijo a través de un comunicado que la renuncia de Alfonsín es "un tributo que paga a la opinión pública, pero no es una buena noticia para el radicalismo. Tampoco lo es para los argentinos, aún para aquellos que no quieren verlo allí. Significa una pérdida importante que ojalá sea compensada por la actividad que desarrollará como ciudadano común".

A su vez, el titular del bloque frepasista de Diputados, Darío Alessandro, consideró que "este gesto oxigena la política pero el problema no se arregla con una renuncia sino que hace falta un proyecto de país". De todos modos consideró que en los últimos tiempos "se puso de moda adjudicarle todos los males a Alfonsín, quien ha tenido desaciertos, pero también algunos aciertos".

Mientras tanto, el diputado Leopoldo Moreau recordó que "este gobierno fue convocado por todas las fuerzas políticas parlamentarias para darle continuidad institucional a la Argentina en un momento que era trágico".

Desde el cavallismo, el diputado José Luis Fernández Valoni señaló que "la situación exige gestos, actitudes y compromisos a la altura de las circunstancias. Los partidos tradicionales también pueden claudicar si no se someten a la profunda renovación que exigen las nuevas generaciones".