BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 15 de noviembre de 2019
NOTICIAS
El Senado convertirá en ley el nuevo Código de Justicia Militar
Con el aval de la ministra de Defensa, Nilda Garré, la Cámara alta sancionará varias reformas al sistema de justicia para las Fuerzas Armadas. Los delitos cometidos por uniformados pasarán a ser juzgados por civiles. Se elimina la pena de muerte e incorpora el delito de abuso sexual.
5 de agosto de 2008
"Un ambicioso desafío que propone discutir mecanismos para mejorar la capacidad de reclamo y reivindicación de derechos por parte del personal militar”, calificó la ministra de Defensa, Nilda Garré, al proyecto que el Senado convertirá en ley este miércoles. “Se trata de una reforma integral del sistema de justicia militar”, explicó.

La Cámara alta vuelve a sesionar tras el día histórico donde rechazó la resolución 125, y tiene como desafío un proyecto de ley que en otras épocas hubiese sido muy polémico: el juzgamiento de la conducta militar.

Así las cosas, los senadores sancionarán el proyecto de derogación del Código de Justicia Militar, cuya última reforma data del año 1951, y crea un nuevo procedimiento penal militar, donde se elimina la pena de muerte e incorpora el delito de abuso sexual.

Además, el expediente que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, también crea el Procedimiento Penal Militar para Tiempo de Guerra y Otros Conflictos Armados.

Como anexos en el proyecto se incluyen las Instrucciones para la Población Civil en Tiempo de Guerra y Otros Conflictos Armados; el Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas y la organización del Servicio de Justicia Conjunto de las Fuerzas Armadas.

La ministra de Defensa de la Nación, Nilda Garré, tuvo varias presentaciones del proyecto en el Senado, durante, por ejemplo, un seminario que contó con la presencia del ministro de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni.

Durante su discurso, la funcionaria hizo hincapié en que la dirigencia política argentina tenía "una deuda histórica" por no haber asumido "todas sus responsabilidades con relación a las fuerzas armadas".

Si bien la ministra ponderó algunas leyes claves en materia castrense, como la Ley de Defensa Nacional, recordó que resta por "resolver el tema de la Justicia Penal Militar".

"El Código de Justicia Militar quedó anclado en concepciones coloniales y lleno de contradicciones con la Constitución de 1853 y con su reforma de 1994", enfatizó.

Garré recordó que "la vigencia del Código llevó a la Argentina ante organismos internacionales" debido a recursos judiciales presentados por oficiales de las fuerzas armadas que habían sido sancionados con la letra del reglamento.

Luego de considerar que "un fuero especial siempre es un privilegio", y de aclarar que "este privilegio era negativo a las fuerzas armadas", subrayó que al derogarse el Código "la pena de muerte desaparece" de la legislación argentina.

Con la derogación del fuero militar, los delitos cometidos por uniformados pasarán a ser juzgados mediante el debido proceso del cual gozan todos los ciudadanos, por el Código Penal y por el Código Procesal Penal de la Nación.

El nuevo régimen eliminará la pena de muerte y el calabozo, pero se sancionará en cambio el acoso sexual dentro de las Fuerzas Armadas.

El actual Código de Justicia Militar resulta contradictorio con la incorporación de los pactos internacionales a la carta magna, en la reforma de 1994.

“No existe democracia plena si algunas personas, en este caso los militares, no tienen garantizados todos los derechos", pero también exigió la "sujeción militar a las autoridades civiles elegidas por el voto popular", agregó la ministra de Defensa.

Asimismo, Garré comentó que en los últimos tres meses la cartera de la cual es titular recibió 101 denuncias de miembros de las Fuerzas Armadas por abusos y discriminaciones.