BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
La oposición sometió a Jaime a un duro vuelo de bautismo
Por primera vez, el secretario de Transporte Ricardo Jaime fue al Congreso y no tuvo un buen recibimiento por parte de toda la oposición que se agrupó para cuestionar su gestión desde 2003.
7 de agosto de 2008
"¿Va a renunciar?", preguntó el diputado demócrata de Mendoza, Oscar De Marchi, a el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, que respondió las consultas de los legisladores durante tres horas, lo que no fue un "vuelo placentero".

Este fue el tenor de las preguntas y alocusiones de los diputados opositores que vieron a un Jaime sereno que jamás se salió del libreto pautado en los fundamentos del proyecto que envió el Ejecutivo.

El ambiente en el plenario de comisión de Transporte y de Presupuesto fue muy caldeado, pero sin la presión de público como fueron las reuniones del debate sobre retenciones móviles al agro. Un dato: se realizó en la misma sala.

Sólo, con poca intervención de los diputados oficialistas, Jaime afrontó las duras acusaciones de la oposición que gozó de un microfono abierto.

Luego que Jaime leyera los fundamentos del proyecto de ley durante hora y media, el radical Alejandro Nieva lanzó la primera chicana política: "El ingeniero agrónomo y sin ninguna experiencia accedió al cargo de la Secretaría de Transporte". Así comenzaba la ronda de preguntas para el secretario de Transporte que por primera vez en casi seis años de gestión visitó el Congreso.

Para rematar un duro discurso, el radical jujeño disparó "su paso ha sido ruinoso para los intereses del país".

Otro que no ahorró criticas fue el jefe de bloque de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, quien aseveró: "No estamos dispuestos a hacernos cargos del robo de Marsans ni de la irresponsabilidad del Secretario de Transporte". "De qué política activa está hablando Jaime si describió una situación calamitosa por vaciamiento de la empresa, lo que demustra que al menos hubo omisión y convivencia del Gobierno respecto del operador privado", concluyó.

Jaime le repondió Peréz "Yo, como Estado, no me voy a hacer cargo de como fue privatizada y de como fue vaciada. Pero somos respetuosos de las normas y hablamos del rescate fijando un procedimiento legal y lo enviamos al Parlamento".

El funcionario contestó cada una de las preguntas sin entrar en cuestiones políticas ni responder a las chicanas de los opositores.

Por su parte, el PRO no se quedó atrás y atacó: "Queremos los balances y saber porque se los avaló si ahora dicen que Marsans fraguaba las cuentas y sobrevaluaba los activos", aseveró Esteban Bullrich. Y agregó que con este proyecto "estamos avalando el robo del Grupo Marsans".

También el diputado del SI Carlos Raimundi fue duro con el funcionario. "Cuando veo el transporte automotor, el ferrocarril, en la aeronavegación y toda la política de transporte, repudio la política de Gobierno en el transporte público".

Ante la avalancha de acusaciones, reclamos y duros cuestionamientos a la gestión de Jaime, la única voz que se alzo en su defensa fue la del diputado kirchnerista Alejandro Rossi, quien disparó: "El problema de Aerolíneas comenzó en los noventa con la privatización y con Iberia. En el 99 ganaron las elecciones diciendo que nada de la época menemista iba a cambiar, pero no terminaron estrellando una aerolínea sino que terminaron estrellando un país".

En el mismo sentido, el ex director de Aerolíneas, actual diputado socialista k, Ariel Basteiro fue quien defendió el proyecto de ley del Gobierno basandose en el salvataje de una empresa aerea del país y la fuente de trabajo de nueve mil familias.

La exposición de Jaime fue escuchada por los principales referentes del kirchnerismo que mantuvieron una posición neutral y hasta permiciba ante el continuo ataque de la oposición. En la reunión estuvieron el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi; la secretaria de bloque, Patricia Fadel; Carlos "cuto" Moreno; la vicepresidente del Cuerpo, Patricia Vaca Narvaja; Dante Gullo; Mariano West; Dante Dovena; Gerónimo Vargas Aignasse; entre otros.

Jaime se defendió solo pero admitió: "En lo personal, pienso que el Estado no debería pagar un peso; pero somos respetuosos de las normas internacionales".

Sin embargo, en cuatro horas y media que duró la exposición, no quedó claro cual es la desición del Gobierno sobre el futuro de Aerolíneas Argentinas, luego que pase a manos del Estado. Esto lo reflejaba el diputado Claudio Lozano al afirmar "que vamos a avalar sino sabemos que van a hacer".

Sin dudas, la reestatización de Aerolíneas Argentinas y Austral no tiene la presión social y conyuntural que tuvo la resolución 125, pero también se prevé un desarrollo muy ajustado porque ya hay oficialistas que han advertido que quieren esperar a que se termine la ronda de exposiciones sobre el tema para tomar una decisión.

Nuevamente, la presión política obligará al Gobierno a llevar acuerdos con los diputados que no quieren avalar un proyecto que licúe pasivos del Grupo Marsans y luego se vuelva a privatizar.

Fuentes cercanas al bloque kirchneristas aseguraron que es muy prematuro para hablar de números, pero extraoficialmente, por ahora, los votos serían muy justo.