BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 14 de octubre de 2019
NOTICIAS
Según Alberto Fernández la salida de Moreno es la “crónica de una muerte anunciada”
El ex jefe de Gabinete reapareció en el PJ, ratificó su conducción y criticó duramente al secretario de Comercio, Guillermo Moreno.
13 de agosto de 2008
Alberto Fernández ratificó su conducción del peronismo metropolitano al encabezar su primera reunión como titular del partido tras renunciar a la Jefatura de Gabinete, ratificó su alineamiento con Néstor Kirchner pero criticó aspectos de la política económica y, en especial, del papel del secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Fernández presidió una reunión de la mesa chica del Consejo del PJ metropolitano, secundado por el titular del Congreso partidario y líder del sindicato de los porteros (Suther), Víctor Santa María y los vicepresidentes del PJ local, Juan Manuel Olmos, Andrés Rodríguez, Inés Iribarne y Guillermo Olivieri, entre otros dirigentes.

En su primer reaparición pública desde que abandonó el gobierno nacional, el ex jefe de Gabinete llamó a los justicialistas porteños a "trabajar para reconstruir el peronismo" después de la derrota en el Senado, y a comenzar a armar las alianzas de cara a las elecciones legislativas del 2009.

Según reveló una alta fuente del PJ metropolitano, Fernández no descartó hablar "con todos", entre los que incluyó al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna; al banquero Carlos Heller, al ex jefe de Gobierno, Jorge Telerman, y el resto de los socios del Frente para la Victoria (FpV) local.

Entre ellos, el legislador Diego Kravetz, la ex funcionaria Gabriela Cerruti y partidos como Nueva Dirigencia, el PI, socialistas y ex aristas porque "con el peronismo sólo no alcanza".

La reunión tuvo lugar en la sede del sindicato de Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) que encabeza Rodríguez y, en la misma, el ex funcionario nacional ensayó una autocrítica por su ausencia en la conducción del PJ local, pero también manifestó su "preocupación por la situación económica nacional".

Según comentaron participantes del encuentro, Fernández hizo ante la mesa ejecutiva del Consejo del PJ metropolitano "un repaso de la situación nacional".

"Se mostró comprometido con el proyecto de Kirchner" dijeron las fuentes que, sin embargo, admitieron críticas de Fernández al INDEC y al secretario de Comercio, Guillermo Moreno. "Es la crónica de una muerte anunciada", dicen que dijo Fernández sobre las versiones insistentes sobre un inminente recambio de ese funcionario. No obstante, Fernández también se mostró ante los peronistas porteños "preocupado por la situación económica, la inflación" y porque "no ve nuevas inversiones", cuestiones que atribuyó al "modelo económico de Moreno que atenta contra la libertad de mercado y la posibilidad de que se instalen en el país nuevos inversores".

Fernández dijo que el "modelo de Moreno concentra en 4 o 5 sectores económicos" el desarrollo económico y eso "es algo que hay que cambiar", agregaron las fuentes.

Si bien admitió que ese modelo "funcionó en la primera gestión de Néstor Kirchner" opinó que "debería haberse modificado a mediados del 2007" y consideró que "todavía hay tiempo para hacerlo".

Las mismas fuentes relataron que Fernández admitió que antes de renunciar el pasado 23 de julio, tuvo "una pelea con Kirchner ese fin de semana, dura como todas las peleas", pero aclaró que "ahora está recomponiendo" la relación.

Finalmente, Fernández prometió dedicar más tiempo ahora a la puesta en funcionamiento del peronismo porteño para instalarlo como "la oposición a Mauricio Macri" en la ciudad y "recorrer los barrios para escuchar a los militantes", una materia pendiente que admitió desde cuando estaba en el gobierno.