BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
La oposición presentará más proyectos por Aerolíneas
El socialismo y el PRO anticiparon la presentación de iniciativas propias, diferenciadas de la que el radicalismo y la Coalición Cívica presentaron la última semana.
18 de agosto de 2008
Al contrario de lo sucedido con el tema de las retenciones móviles, la oposición no se puso finalmente de acuerdo frente a la reestatización de Aerolíneas Argentinas. Prueba de ello es que dos diputados representativos de sus respectivas bancadas opositoras en la Cámara baja anunciaron la presentación de proyectos propios sobre la línea de bandera.

El diputado socialista Roy Cortina y el macrista Esteban Bullrich se diferenciaron de la propuesta encabezada por el senador radical Gerardo Morales. Precisamente el legislador del PRO detalló que ellos están de acuerdo con crear una nueva aerolínea, pero sin la quiebra de AA.

A su vez, el titular del socialismo porteño habla directamente de expropiación.

Roy Cortina señaló al ser entrevistado por Radio América que "la expropiación es mucho más importante que una creación de una nueva compañía". Añadió que el Poder Ejecutivo "nos ha dejado entrampados: cómo se hace para que el pueblo no pague una deuda fraudulenta de 900 millones de dólares?". Así las cosas, admitió que, a su juicio, "crear una nueva empresa dejaría a las provincias más aisladas, que sufrirían una interrupción del servicio".

El proyecto del PS incluye la creación de una comisión fiscalizadora del Congreso que investigue no sólo al secretario del Transporte, Ricardo Jaime, sino también qué ha pasado en estos 18 años.

"Veremos si (el oficialismo) está dispuesto a discutir y a cambiar muchísimo el proyecto", puntualizó Roy Cortina.

A su vez, Esteban Bullrich dijo que la propuesta alternativa que su sector presentará esta semana consiste en crear una nueva Aerolíneas Argentinas con los mismos empleados, garantizando la antigüedad y la remuneración.

Al respecto, Bullrich aclaró que no piden la quiebra, sino que quieren armar una nueva empresa que sea argentina y que, tal como sucede hoy, la compañía "siga volando hasta que en dos meses funcione la nueva aerolínea".

Argumentó que "los argentinos no tenemos que pagar 900 millones de dólares de deuda, más unos 300 millones de dólares de valor por los flujos de valor descontado".