BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
"El proyecto del Ejecutivo es una caja de pandora"
El diputado radical Alejandro Nieva fue contundente: "Con Aerolíneas Argentinas se ha cometido una estafa, y en esa estafa hay varios involucrados".
21 de agosto de 2008
En los fundamentos del proyecto hay un relato imperdible de los incumplimientos, de los fraudes y hasta de las actitudes delictuales de la empresa Marsans, disparó el diputado radical Alejandro Nieva.

Para argumentar la votación en contra, el legislador jujeño aseguró que "la sola impresión de los fundamentos en el proyecto de ley dan pie para hacer una denuncia penal en contra de Marsans. Esta situación era conocida por el Gobierno, pero lamentablemente el secretario de Transporte no le avisó de todo esto al jefe de campaña de Cristina Kirchner para que no recibiera el aporte de más de 300 mil pesos que hiciera la empresa Marsans a la campaña de Cristina Fernández".

Desde la oposición, afirmó Nieva, vemos que se han hecho esfuerzos desde el oficialismo para corregir algunas cuestiones que se evidenciaban como problemáticas, pero las correcciones no resuelven el fondo de la cuestión.

"Con Aerolíneas Argentinas se ha cometido una estafa, y en esa estafa hay varios involucrados. Cuando en 2001 se vende Aerolíneas y Austral a Marsans, la adquieren por el precio simbólico de un dólar y un aporte de 758 millones de dólares del Estado español. 300 millones debían ser para la cancelación de pasivos, 248 millones de dólares para un plan industrial, que incluía la incorporación de 23 aviones nuevos, entre otras obligaciones; y 200 millones de dólares adicionales", dijo Nieva. Y continuó: "Pero no se controló lo que se hacía con esos recursos, y con esos 300 millones de dólares se realizó una miniobra fraudulente, porque los señores de Marsans le compraron los créditos que les pagó el total de la deuda a unos bancos y a la propia Repsol YPF, pero en lugar de cancelar las deudas Marsans se subrogó en los derechos como acreedora de su propio concurso. Así manejó a voluntad el concurso y logró un acuerdo extraordinario: una quita del 60 % de la deuda y pagos en cuotas".

Al respecto explicó que "lo que ocurrió es que se violó el principio de igualdad de los acreedores y se realizó una maniobra con la cual Marsans logró un saldo positivo en perjuicio de los trabajadores y del propio Estado Nacional".

Sobre el secretario de Transporte Ricardo Jaime, Nievas recordó que "fue además director en representación del Estado de la compañía entre 2003 y 2004, tiempo en el cual se estaban realizando los incumplimientos más graves que repercutirían finalmente en esta situación de quiebra de aerolíneas". "En aquel momento debían incorporarse los aviones que no se incorporaron, en aquel momento había que vigilar que se cumpliera acabadamente con las inversiones para que Aerolíneas pudiera salir de la situación de crisis en la que se encontraba", afirmó.

"Ha habido ausencia del gobierno para seguir esta situación. Política errática, porque en 2006 hay un viaje a España Néstor Kirchner y en aquel viaje surge una especie de perdón del Gobierno argentino a Marsans". "Se dejan de impugnar los balances falsos y se aprueba el balance 2005. Esto es un gravísimo error, que se contradice con todo lo que se ha dicho en el mensaje elevado por el Poder Ejecutivo a este Congreso. Debía haber habido una política de control mucho más estricta que no se ha cumplido", sostuvo el diputado.

"Este Acta implica hacernos cargo de una deuda de 900 millones de dólares. Pero también se trata de que no sabemos qué hay en la empresa, porque no hay balance. Nosotros solicitamos a la Auditoría General de la Nación que hicieran una auditoría, y fueron a hacerla. De allí surgió que parece que la empresa se manejaba como un almacén. La Auditoría todavía está reuniendo papeles y no va a poder conocerse en menos de dos meses situación actual de Aerolíneas", dijo en su alocución.

"El problema es este Acta Acuerdo", definió Nieva, quien agregó: "Por eso el oficialismo tomó una decisión que es sacar toda mención al acta acuerdo de la ley. Aunque esto es insuficiente, porque en el primer artículo hay una decisión de comprar, y el principio del acuerdo para la compra es esa acta".

Lamentablemente -continuó Nieva- si el acta acuerdo no se deroga, si no se recomienda al Gobierno que cambie ese acuerdo, "va a haber un derecho para Marsans más allá de lo que diga la ley". "El problema central que no se corrige es el sistema de valuación de flujo de fondos que se establece en el acta. Todo el esfuerzo que está haciendo el Gobierno nacional para que la empresa siga funcionando va a significar que se pueda dibujar un número que le de a los señores de Marsans un crédito a cobrar por sus acciones que no valen un peso", agregó.

"Nosotros planteamos otros mecanismos, otras alternativas para preservar los servicios, para preservar las fuentes laborales y para que la empresa siga funcionando", dijo el diputado jujeño.