BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
Aerolíneas: un proyecto de cabotaje
Por Julio El Ali
22 de agosto de 2008
A la 1.45 del viernes 22 de agosto, mientras la mayoría de los argentinos dormía, despegó el vuelo de Aerolíneas Argentinas desde la Cámara baja con destino seguro al Senado.

Sin embargo, el proyecto de rescate de Aerolíneas Argentinas y Austral aprobado en Diputados no contempla el verdadero debate que el oficialismo prefirió dejar para más adelante: lo que hay que pagarle al grupo español Marsans o la deuda que el Estado deberá hacerse cargo.

Tras la aprobación del proyecto de rescate de Aerolíneas Argentinas y Austral en Diputados, los gremios aeronáuticos presentes en las gradas, festejaron y bajaron cantando la marcha peronista.

En ese momento recordé la frase del General Perón que decía que “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista”.

Y esta máxima se vuelve a cumplir. Pero con un inapropiado agregado, que jamás imaginó Perón.

La mejor frase actual que define la situación política del oficialismo en el Congreso seria: “No hay nada mejor para un peronista que otro peronista para hacer oposición”.

La más dura oposición al kirchnerismo surge de los propios diputados del Frente para la Victoria.

Esto quedó demostrado con las retenciones, donde el líder del bloque, Agustín Rossi, debió acceder a varios cambios para lograr el ajustado 129 votos a favor.

Con Aerolíneas ocurrió lo mismo. Si no hacían los cambios, nadie –ni oficialistas ni aliados– quería aprobar un proyecto que dejaba el camino abierto para que Ricardo Jaime, el repudiado secretario de Transporte, negociara con el Marsans, el traspaso del paquete accionario de Aerolíneas a manos del Estado.

Jaime. Este es el hombre clave. Ayer nadie lo respaldó, salvo Rossi. La oposición pidió la renuncia mientras que el oficialismo no lo defendió.

Sobre la diferencia del proyecto que envió el Poder Ejecutivo y lo que se terminó aprobando, el mismo hombre fuerte del Gobierno en Diputados, Agustín Rossi, reconoció en su discurso que el debate que se viene es el de la deuda. Y que se sacó el articulo 2 referido al Acta Acuerdo.

Al eliminar del proyecto original la ratificación del Acta Acuerdo, lo único que hizo Diputados fue patear para delante la discusión mientras se demuestra que Aerolíneas puede operar.

Entonces, lo más importante para destacar es que Aerolíneas continuará volando porque el Estado nacional se va a hacer cargo de la empresa y el país no se quedara sin servicio aéreo comercial.

Pero la polémica quedó postergada para más adelante cuando se sepa cuanto sale la compra de Aerolíneas Argentinas.

En un principio, de los 167 votos que obtuvo el proyecto de rescate de Aerolíneas en Diputados, no llegan a 120 votos para aprobar el informe de una deuda de 900 millones de dólares que respalde a Jaime.

Desde ya, el proyecto que obtuvo la aprobación de Diputados, será sancionado definitivamente por el Senado, sin dificultad. Pero el debate, sigue pendiente.