BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
Emergencia agropecuaria correntina en el Congreso
La diputada nacional María Araceli Carmona buscar apoyo de la Nación ante las sequías padecidas en varias zonas de Corrientes. Para ello busca que se declare la emergencia agropecuaria por 180 además de una partida presupuestaria de 30 millones de pesos.
22 de agosto de 2008
La intensas sequías que aquejaron a la provincia resultó en la intención legislativa de la diputada correntina Marita Carmona -acompañada por algunos de sus pares- en que el Congreso de la Nación declare como zona de emergencia agropecuaria a once departamentos de la provincia, además del envío de un auxilio económico de unos 30 millones de pesos.

La emergencia agropecuaria sería definida por un lapso de 180 días que podrían ser prorrogables por el Ejecutivo. Los departamentos que serían alcanzados por la medida son los de Capital, Itatí, San Cosme, Concepción, Berón de Astrada, San Luis del Palmar, Saladas, Sauce, Mburucuyá, Empedrado y General Paz.

Además, se busca que el Poder Ejecutivo reasigne dentro de la Ley de Presupuesto de la Administración Pública Nacional para el ejercicio 2008 una partida de 30 millones de pesos con destino a la provincia de Corrientes para afrontar la emergencia y el desastre aunque también se facultaría a la Nación que amplíe los fondos destinados en la presente ley, en caso de extenderse la situación de emergencia en el tiempo o a otros departamentos de la provincia.

La medida surge a raíz de una iniciativa de Marita Carmona a raíz de la las pérdidas que provocó la sequía por más de 110 millones de pesos, además de afectar a más del 50 por ciento de la actividad ganadera por mortandad, baja de peso, inversiones no concretadas y falta de pasturas en toda la provincia y en especial al codo del noroeste correntino.

También se debe tener en cuenta la “faltante de precipitaciones especialmente en las localidades del norte cercano a la Capital, donde ha hecho estragos, y ocasionado pérdidas realmente lamentables para la provincia”, por lo que “esta declaración es una manera de asistir a este sector”.

Los departamentos de San Cosme, Itatí, Mburucuyá, en el noroeste provincial, son a prima facie los más afectados por la sequía que la sufren desde hace ya tres años; mientras que Sauce, en el Sur, ya dio indicios de los graves efectos que le viene causando la extensa seca. La situación se complica aún más porque los pronósticos climatológicos no indican un cambio inminente.

El Comité de Crisis (creado en el ámbito del ministerio e integrado por el organismo homónimo de Hacienda y Finanzas, el Banco de Corrientes S.A, el Banco Nación y técnicos del Inta) realizó sucesivos estudios por los que se pudo determinar las pérdidas especialmente en ganadería, aunque continúa evaluando también otras producciones que han sufrido perjuicios.

Si bien no se podrá recomponer las pérdidas sufridas, con esta declaración de emergencia se podrá alivianar la difícil situación de los productores, tratando de beneficiarlos con prórrogas impositivas y mejores posibilidades de accesos a líneas de crédito.