BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
NOTICIAS
Aprobaron que las parejas homosexuales posean la misma obra social
La iniciativa se aprobó en Diputados y fue girado al Senado. Este proyecto de ley modifica el artículo 9 de la Ley 23.660 de Obras Sociales, al reconocer en calidad de beneficiarios a "la persona que conviva con el afiliado titular en unión de hecho, sea o no de distinto sexo y sus hijos".
27 de agosto de 2008
Un proyecto de ley que impulsa que las personas del mismo sexo convivientes puedan acceder a la misma obra social fue aprobodo este miércoles en la Cámara de Diputados, según un pedido de la Federación de lesbianas, gays, bisexuales y trans.

El proyecto de la diputada nacional Silvana Giudici (UCR Capital) y Delia Bisutti (SI) tenía la aprobación de dos comisiones, Acción Social y Salud Pública, y de Familia.

Con respecto al tema, la diputada Giudici afirmó que esta modificación permite “avanzar en el reconocimiento de los derechos civiles de las minorías es una deuda pendiente de la política de derechos humanos y ahora logramos reparar un punto muy importante como el que una pareja del mismo sexo también tenga acceso irrestricto a las obras sociales”.

La legisladora radical también es autora de uno de los proyectos que aún se encuentran en el Congreso sobre Unión Civil para todos los habitantes del país.

La iniciativa 1989-D-06 que propone modificar el artículo 9 de la ley 23.660 dice:

A) Los grupos familiares primarios de las categorías indicadas en el artículo anterior. Se entiende por grupo familiar primario el integrado por el cónyuge del afiliado titular, los hijos solteros hasta los veintiún años, no emancipados por habilitación de edad o ejercicio de actividad profesional, comercial o laboral, los hijos solteros mayores de veintiún años y hasta los veinticinco años inclusive, que estén a exclusivo cargo del afiliado titular que cursen estudios regulares oficialmente reconocidos por la autoridad pertinente, los hijos incapacitados y a cargo del afiliado titular, mayores de veintiún años; los hijos del cónyuge; los menores cuya guarda y tutela haya sido acordada por autoridad judicial o administrativa, que reúnan los requisitos establecidos en este inciso;

b) La persona que conviva con el afiliado titular en unión de hecho, sea o no de distinto sexo y sus hijos, siempre que no figuraren ya como beneficiarios no titulares del Sistema Nacional del Seguro de Salud, según la acreditación que determine la reglamentación.

La Superintendencia de Servicios de Salud podrá autorizar, con los requisitos que ella establezca, la inclusión como beneficiarios de otros ascendientes o descendientes por consanguinidad del beneficiario titular y que se encuentren a su cargo, en cuyo caso se fija un aporte adicional del uno y medio por ciento (1,5 %) por cada una de las personas que se incluyan.

En los fundamentos del proyecto se explica que uno de los convivientes de una pareja del mismo sexo puede ser inscripto como beneficiario de la obra social del otro conviviente, “ya sea que le fuera asignada por trabajar en relación de dependencia, obtenida por ser autónomo, o por jubilación o retiro. Se incluye también la medicina prepaga, regida por la misma legislación de fondo aquí citada. La cobertura debe darse en todo tipo de caso, siempre y cuando puedan justificarse, más allá del género de uno u otro beneficiario, los extremos requeridos por la reglamentación”.