BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de julio de 2019
NOTICIAS
Polémica por el fallo Bussi
"Al genocida Domingo Bussi aún le quedan algunos amigos en el poder", afirmó una diputada radical, sobre la decisión de no ir a cárcel común.
28 de agosto de 2008
Tras conocerse el fallo del Tribunal que condenó a prisión perpetua a los represores Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez, la diputada cordobesa Silvia Storni remarcó que "con la postergación de la decisión sobre si deben ir a cárcel común o no por parte de la Justicia, resulta evidente que a Bussi aún le quedan algunos amigos en el poder".

Storni se expresó en estos términos tras tomar conocimiento de que Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez fueron condenados a prisión perpetua por la desaparición del ex senador provincial Guillermo Vargas Aignasse, en 1976.

Sin embargo, el Tribunal tucumano postergó para más adelante la decisión sobre el pedido que efectuaron los defensores de ambos militares de que se les aplique el régimen de la detención domiciliaria por la edad, considerando que Bussi tiene 82 años y Menéndez, 81 años, así también como por su estado de salud.

Al respecto, la diputada Silvia Storni resaltó que “la Justicia tucumana condenó a prisión perpetua al genocida Domingo Bussi por la desaparición del ex senador Vargas Aignasse pero, a diferencia del ejemplar fallo de los jueces de Córdoba que impusieron igual pena para Luciano Benjamín Menéndez enviándolo a una cárcel común para cumplir su condena, este siniestro y cobarde personaje, hasta que el Tribunal se expida, va a cumplir su condena en su casa”.

“De esta manera, resulta evidente que a Domingo Bussi aún le quedan algunos amigos en el poder que le permiten atenuar esta condena”, enfatizó la diputada nacional por la UCR, Silvia Storni.

Cabe precisar que el fiscal general Alfredo Terraf dijo, respecto del pedido de la defensa de ambos represores sobre que se les conceda la prisión domiciliaria, que "esa es una facultad del tribunal, que puede o no concederla", aunque sostuvo que "no hay impedimentos" para que, en caso de ser condenados, Bussi y Menéndez cumplan la pena en la cárcel de Villa Urquiza.

"Por la gravedad de los delitos que se les imputan, no queda otra alternativa que la cárcel común. Y esto, además, porque están en condiciones físicas y psíquicas de ser alojados en un penal. La edad no da derechos ni privilegios", opinó Terraf, posición que comparte absolutamente la diputada Silvia Storni.

Por otra parte, también hasta que la Justicia de Tucumán de expida, Luciano Benjamín Menéndez retornará a prisión en una unidad carcelaria común de Córdoba.