BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
Critican la decisión de subir el mínimo no imponible en Ganancias
"La decisión gubernamental de subir el mínimo no imponible en Ganancias vuelve a demostrar el cortoplacismo de la política oficial", disparó el diputado y economista de la CTA, Claudio Lozano.
28 de agosto de 2008
El Gobierno nacional decidió acceder al pedido de la CGT y realizó cambios al Impuesto a las Ganancias, al subir el mínimo no imponible, que beneficia a los trabajadores que tienen sueldos de más de cuatro mil pesos.

"Seguimos con la política del parche, que en este aspecto se aplica anuealmente, y se sigue renunciando a encarar lo que, a todas luces, ya resulta impostergable: la puesta en marcha de un replanteointegral en materia impositiva que, sostenido en un accionar conjunto de la Nación y las provincias, concentre la presión tributaria sobrelos grandes contribuyentes privilegiando la captura de rentas, depatrimonios y gravando el consumo de los ingresos más altos", sentenció el diputado Claudio Lozano.

Asimismo, el legislador de Proyecto Sur manifestó que "el hecho de que un trabajador vea que le confiscan su aumento salarialpor la aplicación del impuesto a las ganancias revela que el impuestoestá funcionado mal, que están cobrando a quien no deben cobrar y queseguimos renunciando a resolver el problema de manera integral".

A su vez, "esto también lleva a cometer injusticias ya que se estáprivilegiando resolver la carga tributaria de quienes ganan más de $3.300 mientras el ingreso promedio de los ocupados argentinos nosupera los $ 1.400. De allí que la medida solo influya sobre el 14 %de trabajadores registrados y sobre el 5,3 % del total de la fuerza laboral", opinó Lozano.

Mientras tanto, según el economista de la CTA, "la mayoría de los trabajadores siguenpagando el 21 % del IVA. La estrategia que el país necesita hoy es aquella que permita reconstruir con firmeza sus bases fiscales y encarar, en simultáneo, una fuerte política en materia de distribución del ingreso".

"Esto exigiría la aplicación conjunta de uan reforma impositiva, una reforma previsional que ubique al régimen de capitalización como voluntario y por fuera de la seguridad social pública y la implementación de un nuevo sistema de políticas sociales de alcance universal, que involucre a aquellos trabajadores que están afuera del circuito formal", manifestó Lozano.

"La definición gubernamental sola, ailada, no hace más que revelar lo perdido que está el Gobierno y puede tener, incluso, efectos fiscales e inflacionarios negativos", concluyó el diputado de la ciudad de Buenos Aires.