BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 16 de julio de 2019
NOTICIAS
Advierten sobre una apología de la discriminación en las escuelas
Lo hizo un diputado neuquino al hacer referencia al material distribuido en su provincia en el marco de la Campaña Nacional de Lectura.
31 de agosto de 2008
El diputado de la Nación Hugo Acuña presentó ante la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto de resolución donde expresa su preocupación y rechazo por la distribución en las escuelas de la provincia de Neuquén del material titulado “Introducción a un feo lugar”, en el marco de la Campaña Nacional de Lectura organizada por el Ministerio de Educación Nacional.

El diputado coincide con la iniciativa de promover la lectura y con la concepción de la lectura como un bien social fundamental, pero al mismo tiempo sostiene que el Estado tiene la obligación de atender minuciosamente la selección del material que se distribuirá, principalmente, en los ámbitos escolares, ya que además de promocionar la lectura es necesario pensar en la promoción de valores éticos, y no de antivalores, a los niños en el ámbito escolar.

“De la lectura del material se desprende no sólo la grosería, sino los sentimientos más aberrantes que puedan anidar en los seres humanos, como la discriminación, la violencia y el odio racial –señala el proyecto-. Estos escritos, que para nada podemos llamar poemas, están conformados por un discurso vulgar y soez, que incluyen palabras inadecuadas para su utilización en el ámbito escolar. Mucho más grave aún que la ausencia de lenguaje poético es el contenido ideológico de los “poemas” incluidos en “Introducción a un feo lugar”.

En principio, si el objeto último de la poesía de protesta es que los destinatarios de la obra literaria tomen conciencia de la desigualdad social, resistan, y acudan a la acción, no se ve reflejado en el presente libro, dice el diputado Acuña. En este caso, “Héctor Kalamicoy realiza una impune y abierta incitación a la violencia, al homicidio, aun de otros trabajadores, como modo de mostrar rebelión por el hacinamiento en el colectivo”, señala el proyecto que a continuación detalla una de las referencias citadas:

“matemos al chofer

Y a los milicos

Que viajan sin pagar y ocupan los asientos

Matemos al chofer

Y después vayamos por el dueño de la empresa

Y colguémoslo también

Como a Mussolini pero de las bolas!”


La obra en cuestión brinda además reiteradas muestras de apología de la discriminación y una clara violación de los derechos humanos, destaca el proyecto, agregando las frases citadas: “el regreso de los jodidos gringos”;
“mil chinos podridos y remuertos”; “Quememos todo, tristes maricones!/si hay algún mormón mejor, si es gringo mejor/ la grasa del primer mundo arde bien/ arde excelente”.


“con un gordo tamaño cachalote/ que la gracia depositó a mi lado/ para sentirme más sofocado/ para sentirme más mierda”.

“puto pasivo puto pendejo puto colaborador”; “a toda esa gente que se la come sin gritar/ Siempre se los cojen con la música”

“menos el intendente ladrón/ Y el turro del gobernador y el puto presidente y/ todos los putos que dejaron/ este puto país así así”.

“ellos y sus mujeres rubias y sus hijos tarados/ ¡flojos putos!”

Se señala que en esta diatriba grosera tampoco ha sido ajeno la figura del eximio poeta y vecino ilustre de Neuquén, músico, folclorista don Marcelo Berbel, reconocido no sólo por ser el poeta más importante de la Patagonia cuya vasta obra poético- musical es un canto a la historia de la provincia y la cultura ancestral del pueblo mapuche, sino también por su actividad como Convencional Constituyente en la redacción de la Constitución Neuquina.

El Ministerio de Educación asumió el compromiso de acercar distintos materiales de lectura a la mayor cantidad de habitantes del país. Así es como, desde el 2003, se inició la distribución de cuentos y poemas, como una invitación a seguir leyendo, en canchas de fútbol, en hospitales, comedores escolares, terminales de micros y trenes, en lugares de veraneo, en festivales populares y distintas fechas patrias” (http://www.me.gov.ar/lectura/).

Sin duda, la provisión de libros de textos debe ser una política pública, recuerda el proyecto, “ya que los libros son el instrumento fundamental para el desarrollo de la educación y el trabajo en las escuelas” tal como lo expresa el Plan Nacional de Lectura; pero a la vez nunca debe dejarse de lado la selección del material que se utilizará en las escuelas.

La iniciativa concluye diciendo que nNo son muchas posibilidades de que las niñas, niños y adolescentes encuentren poesías en su vida cotidiana, y que debe ser la escuela la que llene ese vacío. El Plan Provincial de Lectura instalado desde el Ministerio de Educación del Neuquén levanta la bandera del valor de los momentos en que docentes en ejercicio y los que se están formando gocen diariamente de la literatura como uso poético del lenguaje, del placer de los sonidos y de las imágenes construidas por medio de la palabra. Loable propósito si no estuviera acompañado por materiales que, nada menos que desde el ámbito educativo, lejos están de promover la elaboración de espacios íntimos tendientes a construir un país y una provincia democráticos, libres, respetuosos de los derechos de todos y orgullosos de su cultura”.