BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 14 de noviembre de 2019
NOTICIAS
La Legislatura reformó su reglamento y revisó leyes cuestionadas
Los diputados porteños introdujeron cambios al reglamento del Cuerpo que contemplan un nuevo sistema de votación y la reformulación de las leyes cuestionadas. Además, se aprobó la transmisión de las sesiones por el Canal Ciudad Abierta y el envío a la Junta Etica de los “antecedentes” de la polémica sesión.
16 de diciembre de 2008
La Legislatura porteña introdujo cambios al reglamento del Cuerpo que contemplan un nuevo sistema de votación y la reformulación de las leyes cuestionadas de acuerdo a la cantidad correcta de sufragios. Además, se aprobó la transmisión de las sesiones por el Canal Ciudad Abierta y el envío a la Junta Etica de los “antecedentes” de la polémica sesión.

Los legisladores porteños aprobaron un paquete de cambios al reglamento que regula la labor parlamentaria y que contempla un nuevo sistema de votación y la reformulación de las leyes cuestionadas tras el escándalo desatado por el "doble voto".

Las medidas fueron aprobadas por la casi totalidad de los diputados e implican, además, la transmisión de las sesiones por el Canal Ciudad Abierta y el envío a la Junta de Etica -que preside Oscar Zago- de los "antecedentes" de la sesión del pasado 4 de este mes.

Ese será el ámbito donde deban tomarse determinaciones sobre las conductas de los diputados involucrados en las irregularidades detectadas durante el proceso de votación de las leyes.

La sesión de la Legislatura estuvo signada por los cruces entre los principales referentes de cada sector. Los pases de factura estuvieron a la orden del día: desde criticar la actitud de los involucrados, a disparar sobre los promotores de la denuncia. Y en ese marco, la ligó también la titular del Cuerpo, la vicejefe de Gobierno Gabriela Michetti.

Es que desde el kirchnerismo, por ejemplo, se cuestionó que la funcionaria no asista a las sesiones de los legisladores. Esa ausencia demuestra, para Diego Kravetz, por ejemplo, "un desprecio a la Constitución de la Ciudad", que establece en su artículo 71 que la presidencia del Parlamento será ejercida por quien ocupe el cargo de vicejefe de Gobierno.

El legislador Martín Hourest, por su lado, fue aún más lejos al pedir directamente la renuncia de la vicejefe de Gobierno. "Le pido a la vicejefa Michetti que renuncie a su cargo, que trabaje su candidatura desde el llano y no se esconda detrás de la burocracia de la Ciudad que tanto critica y, desde la ética, promulga que debe cambiar", dijo el legislador de la oposición.

“Michetti, como presidenta de esta Legislatura, es responsable de no ponerle el Cuerpo a esta crisis institucional -agregó-. Y los legisladores macristas son también responsables por no haber dado un mensaje sustantivo de reconocimiento del daño que han provocado a esta Legislatura. La ciudadanía necesita que alguien le explique si lo que hoy estamos intentando salvar es moral, es ético, si está políticamente bien".

El diputado de Igualdad Social dijo que "hoy estamos hablando de degradación institucional, que se minimiza cuando nos referimos únicamente al acto mecánico de un voto. Tenemos un problema, porque la política no se corta con valores en este recinto. Y la política es la actividad que une, en lo colectivo, los valores, los conceptos de bien y de verdad.

En defensa de la vicejefe de Gobierno, el diputado del PRO Martín Borrelli dijo que "algunos se siguen colgando de las ruedas de Michetti para eludir sus responsabilidades presentes y pasadas”.

“¿Qué responsabilidad le cabe a alguien que vio que se estaba cometiendo algún apartamiento del reglamento y no hizo nada? O estaba muy cómodo en Legislandia o estaba preparando el terreno", dijo Borrelli.

A su vez, el diputado kirchnerista Juan Cabandié exigió que "den un paso al costado" los legisladores del PRO y la Coalición Cívica involucrados en el escándalo hasta tanto la Junta de Etica evalúe las conductas irregulares.

A su vez, desde el bloque Diálogo por Buenos Aires, su presidente Eduardo Epszteyn, también disparó sobre Michetti porque “no viene acá porque dice que esta casa representa a la vieja política cuando ella pretende ser la cara de la nueva política".

Desde el bloque PRO, mientras tanto, las disculpas de los involucrados estuvieron a la orden del día. El jefe del bloque, Oscar Moscariello, aclaró que no tuvo mala fe al votar por su colega y Silvia Majdalani se hizo cargo del “error” y se confesó “muy enojada” consigo misma.

El titular del bloque macrista dijo que "la Legislatura ha sido teñida de una situación embarazosa que ha envuelto a miembros de este bloque”, pero aclaró que "no hubo autonomía en la toma de decisión de votar por el otro y tampoco hubo mala fe de nuestra parte".

A su vez, uno de los diputados por los que votaron sus colegas, Daniel Amoroso, se hizo cargo de haberse equivocado por pedirle a Majdalani “que me votara cuando estaba en otro sector del recinto. Pero hay que aclarar que no hay contubernio en este Cuerpo ni tampoco una corporación como dicen algunos".

Uno de los involucrados, Guillermo Smith, acusó directamente a Aníbal Ibarra de haber sido el artífice de "un operativo malicioso" para que las irregularidades trascendieran mediante un artículo periodístico. Señaló que la actitud del ex jefe de Gobierno fue "tirar la piedra y esconder la mano, que no es característico de los valientes".

Según el diputado de la Coalición Cívica "Ibarra no ha olvidado de que yo fui uno de los que votó su destitución".