BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 24 de agosto de 2019
NOTICIAS
La UCR impugna la interna bonaerense
La UCR bonaerense que conduce el diputado provincial Ricardo Alfonsín (h) impugnó los comicios partidarios internos convocados por el gobernador Felipe Solá para el 30 de marzo porque el llamado "desconoce la Ley de Internas Abiertas y Simultáneas".
29 de enero de 2003
La impugnación quedó radicada ante la Junta Electoral provincial porque la convocatoria fija un lapso entre el llamado y la fecha del comicio interno "inferior a los plazos previstos en la ley", afirmaron los radicales bonaerenses.

"Lo que nosotros sostenemos es que se ha desvirtuado el espíritu de la ley que establece sistemas abiertas, obligatorias y simultáneas, porque la fijación de plazos tan breves termina reproduciendo los vicios que tenía el sistema anterior e impide la renovación o la discusión de las ideas", dijo Alfonsín en declaraciones periodísticas.

Para Alfonsín, "desde el punto de vista jurídico la convocatoria vulnera definitivamente lo dispuesto por el artículo 52 de la Constitución provincial con relación a los partidos políticos y lo que establece la propia ley de internas abiertas cuando dice de modo supletorio se aplicará la Ley Electoral, es decir que debe fijarse un plazo de 90 días entre la convocatoria y la elección interna".

"La Junta Electoral Nacional no tiene plazos en principio pero, desde luego, no puede demorarse demasiado porque es necesario que cada uno de los partidos conozca con certeza cual es la decisión para ponerse a actuar en consecuencia", aseguró. Explicó que lo que solicitan es que las internas "se anulen y se vuelvan a convocar en un plazo no menor de 90 días tal cual lo establece la Ley Electoral para las elecciones generales".

Por su parte, el gobernador bonaerense Felipe Solá contó que estuvo reunido con los intendentes radicales y "no piden la anulación".

Para Solá, al realizar esa presentación en la Junta Electoral Nacional, el partido radical "cumple con el rito de no querer aprobar nada para no aparecer cercanos al gobierno, es un gesto político, a mí no me pidieron la anulación".