BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 1 de septiembre de 2014
NOTICIAS
Rossi utilizará las retenciones para la campaña en Santa Fe
"Nosotros le vamos a hablar al sector agropecuario con lo que hicimos en la Cámara de Diputados, lo que después se bastardeó y después se hizo pomada en el Senado de la Nación con el voto no positivo", explicó el jefe de la bancada kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi.
13 de abril de 2009
Las tres principales fuerzas políticas de Santa Fe, encabezadas por Carlos Reutemann, Rubén Giustiniani y Agustín Rossi, iniciaron una batalla para seducir al electorado provincial, que tiene como eje el conflicto agrario.

Mientras el senador justicialista disidente y su par del socialismo buscan sumar dirigentes agrarios a sus listas, el kirchnerista Rossi anunció que en la campaña se dirigirá al sector "con el proyecto de ley" que se aprobó en la Cámara baja y que, según dijo, "después hizo pomada" el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos.

"Nosotros le vamos a hablar al sector agropecuario con lo que hicimos en la Cámara de Diputados, lo que después se bastardeó y después se hizo pomada en el Senado de la Nación con el voto no positivo", sostuvo Rossi en declaraciones radiales.

Se refirió a la resolución 125 que elevaba las retenciones a la exportación de granos, pero luego de las modificaciones en Diputados, favorecía a los pequeños productores ya que instalaba la segmentación y la compensación por fletes y región.

De esta forma, el padrón de la provincia -que está entre los cuatro mayores distritos electorales del país y al mismo tiempo uno de los núcleos del conflicto agrario- se dividirá en las próximas elecciones por su apoyo o rechazo a las políticas impulsadas por la Casa Rosada para el sector agropecuario.

Con encuestas negativas para Rossi, los dos pesos pesados que prometen disputar la elección de junio Reutemann y Giustiniani hacen esfuerzos para integrar a sus listas al presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, y otros dirigentes del campo.

Rossi aprovechó la coincidencia para remarcar que en Santa Fe "los puntos de coincidencia entre Reutemann y Binner son muchos más que lo que la gente ve", y los calificó a ambos como "opositores al gobierno nacional" que "se disputan la misma candidatura".

Si Buzzi finalmente aceptara ser candidato a diputado por Santa Fe, donde goza de buena imagen, no aceptaría ir como quinto en la lista, condición que lo acercaría más a la propuesta del Frente Cívico que del justicialismo de Reutemann.

Giustiniani, que busca renovar su banca bajo el sello del Frente Progresista que lidera el gobernador Hermes Binner no descartó este lunes la posibilidad de incorporar a la campaña a referentes de la Federación Agraria.

Y señaló que "recién ahora los partidos están definiendo sus candidaturas y después habrá que ver dentro del Frente Progresista, que siempre le ha dado lugar a los movimientos sociales".

Sin embargo, evitó confirmar la opción de integrar a Buzzi, al asegurar que "de candidaturas no se ha hablado nada en el seno" del espacio, a pesar de que "hay militantes de la Federación que son afiliados al socialismo".

Giustiniani y Buzzi ya habían comenzado a negociar, según consignó un matutino porteño, pero a raíz de un pedido del Consejo Directivo de la Federación para que Buzzi se concentre en las negociaciones con el Gobierno, el titular de la entidad no aceptaría el convite.

En su lugar, el secretario gremial de la Federación Agraria, Omar Barchetta, podría ser el elegido para competir en las elecciones.

El senador socialista aclaró en este sentido que en el Frente Progresista "siempre existió el planteo de incorporación de movimientos sociales" pero subrayó que esto no tiene que ver con el conflicto agropecuario, sino con "una necesidad de la vinculación de lo político con lo social".

Por su parte, Buzzi también se pronunció al respecto y sostuvo que "si los dos vicepresidentes de la Federación van a la arena electoral", él pretende mantenerse "en la conducción" de la entidad.

Es que el vicepresidente segundo, Ulises Forte, ya se lanzó a la interna radical en La Pampa, mientras que el otro vice, Pablo Orsolini, negocia con el radical ngel Rozas para dar batalla en el Chaco.

No son los únicos dirigentes de la entidad que buscan meterse en la contienda electoral, ya que en Buenos Aires el dirigente de Pergamino Jorge Solmi analiza integrarse a las filas del peronismo disidente, mientras que muchos otros federados impulsan a Alfredo De Angeli.