BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 28 de noviembre de 2014
NOTICIAS
Exigen que se reglamente la ley de Obesidad
“¿Qué pasa con la ley de obesidad?”, se preguntó indignado el senador de la Coalición Cívica Samuel Cabanchik.
14 de abril de 2009
La Ley N° 23.696, referida habitualmente como ley de Obesidad, fue sancionada el 13 de agosto de 2008 y aún se encuentra sin reglamentar. “Que se reglamente es el reclamo de los afectados y de todos aquellos que entienden que una vez que está concedido un derecho por ley no se lo puede ocultar o pretender hacer desaparecer, simplemente no procediendo con la reglamentación.”, sostuvo el senador de la Coalición Cívica Samuel Cabanchik.

El legislador porteño presentó un proyecto por el que solicita al Poder Ejecutivo nacional (PEN) “la inmediata” reglamentación de la mencionada ley, norma que declara de interés nacional la prevención y el control de trastornos alimentarios.

De hecho, con relación a la reglamentación de la ley de Trastornos Alimentarios, se ha detectado una demora a la que no se le encuentra justificación alguna. Su texto ya ha sido elaborado por la Comisión Asesora para la Redacción de la Reglamentación de la Ley de Trastornos Alimentarios, y está desde hace un buen tiempo -según se informa telefónicamente- en las manos del jefe de asesores de la Ministra de Salud, Graciela Ocaña, según comentó el senador.

“¿Cuánto más hay que esperar? ¿Por qué?”. Esos interrogantes, entre otros, fueron plasmados por el legislador nacional por la Coalición Cívica en un proyecto de comunicación que “recuerda que los objetivos de prevención y tratamiento fijados por la ley de trastornos alimentarios - sancionada hace casi ocho meses por el Congreso de la Nación - no pueden ser puestos en práctica por el incumplimiento del PEN de su deber”.

La ausencia de la referida reglamentación es una muestra de la falta de voluntad del Poder Ejecutivo nacional de llevar adelante las políticas que le son dadas por su oficialismo legislativo; lo cual, según el senador hizo constar en su informe sobre las leyes que al día de hoy aún no han sido reglamentadas, “en términos prácticos significa un veto encubierto, al menos parcial” de las leyes que han sido efectivamente aprobadas por el Congreso pero que permanecen sin reglamentación después de cumplidos los plazos máximos determinados para que el PEN las reglamente.

Ciertamente, existen leyes que demandan reglamentación de algunos de sus artículos para ser completamente operativas pero cuyo plazo de reglamentación no está explicitado en el texto normativo.

En esos casos -declaró el senador Cabanchik- también solicitaremos que el Poder Ejecutivo proceda a llenar ese vacío legal que impide la operatividad de esas otras normas.